«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Elsa deja un muerto en Asturias, otro en Portugal, inundaciones y vientos

Un hombre ha fallecido en la localidad de Puenxo (Asturias) y otro en Portugal al paso de la borrasca Elsa que ha dejado vientos de hasta 160 kilómetros por hora, inundaciones, cortes de carretera, suspensión de clases, caída de árboles, tras castigar la parte occidental peninsular.

La borrasca lleva asociados varios sistemas frontales «muy activos» según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y se está desplazando de oeste a este dejando a su paso precipitaciones generalizadas, persistentes y localmente fuentes en muchas zonas de España.

Según fuentes de la Policía de Puenxo, en el municipio asturiano de Aller, el fallecido paseaba esta tarde por una pista forestal cuando fue sorprendido por el argayo, que le dejó sepultado bajo rocas caídas desde la ladera.

Las fuertes lluvias y vientos han provocado además el corte de la carretera As-17 y el desvío de un vuelo Madrid-Santander.

Asimismo, el 112 Galicia ha informado del registro de un total de 1.575 incidencias, con 118 inundaciones en viviendas, así como la caída de árboles y ramas en carreteras, inundaciones de vías de circulación, desprendimientos de tierra y piedras, caídas de cables de luz y de teléfono y desplome de postes de electricidad y teléfono.

En la localidad portuguesa de Montijo, se ha registrado la muerte de un transportista, impactado por un tronco mientras estaba en la cabina de su camión y más de 1800 incidencias desde primera hora de este jueves, según ha admitido el Instituto Portugués de Mar y Atmósfera.

En España, tres provincias más se han sumado a las 41 que desde primera hora de esta mañana en alerta por lluvia, viento y oleaje debido a Elsa, una borrasca que afectará a toda la Península y a Baleares hasta el mediodía del viernes, cuando volverá a complicarse el tiempo con la llegada de Fabien.

Galicia, Andalucía y la mitad occidental del Sistema Central están soportando las peores lluvias, con acumulaciones que se espera superen en algunos casos los 100 litros de agua por metro cuadrado.

En cuanto al viento, el litoral atlántico gallego se ha visto directamente afectado y la estación de San Nomedio en As Neves (Pontevedra) ha registrado velocidades de 160,5 km/h, mientras que Castro Vicaludo en Oia, en la misma provincia, alcanzaba los 151,6 km/h y Corrubedo (La Coruña) llegaba a 132,2 km/h.

En total, más de un millar de incidencias se han registrado en tierras galaicas, incluyendo destrozos en el municipio de Verín (Orense), donde parte del tejado del Instituto de Educación Secundaria Castro de Baronceli literalmente «voló», según efectivos de los servicios de emergencias y afectó a «viviendas colindantes» aunque por fortuna no causó heridos.

En Lugo el protagonista ha sido el Miño que se ha desbordado e inundado amplias zonas, con carreteras cortadas en lugares como Cervantes o Pantón, casas aisladas y suspensión de clases: aquí el temporal ha afectado sobre todo a la comarca de Terra Chá, según el presidente de la Diputación lucense, José Tomé.

En Portugal, las inundaciones y las rachas de viento de hasta 140 km/hora han provocado además una veintena de evacuados, con alerta roja por lluvia y viento en 9 distritos del norte y centro del país y olas de hasta 13 metros de altura en el litoral.

Ya hacia el interior peninsular, Elsa ha ocasionado destrozos en otros puntos de España y de hecho desde primera hora había 41 provincias en alerta por el viento que, en el caso de la estación de esquí de Alto Campoo (Cantaria), alcanzó los 136 km/h, mientras en Cabrales (Asturias) llegaba a los 133 y en el Valle de Arán (Lérida), a los 115.

En Cádiz, la borrasca ha interrumpido el enlace marítimo desde el puerto de Tarifa hasta el marroquí de Tánger Ciudad.

La Aemet mantiene el aviso amarillo en el área del Estrecho por viento, lluvia y fenómenos costeros hasta primera hora de la tarde de mañana viernes aunque, en el caso de la alerta por fenómenos costeros, se incrementará esta madrugada hasta nivel naranja.

No obstante, la zona más afectada es Huelva donde, en el municipio de Nerva, la situación puede definirse como «catastrófica» según su alcalde José Antonio Ayala, debido a una riada originada por un tapón en el cauce del arroyo Santa María.

En algunos puntos de esta localidad, sobre todo la zona centro, el agua ha llegado a alcanzar hasta metro y medio de altura lo que, unido a la fuerza con la que bajaba la corriente, ha forzado la aplicación del Plan de Emergencias Municipal.

La zona centro peninsular también soporta fuertes lluvias que en zonas como el sur de la provincia de Ávila ya superan los 72 litros por metro cuadrado, mientras que la Confederación Hidrográfica del Duero advierte de una decena de tramos en situación de alarma en esta cuenca.

Distintos ayuntamientos han impuesto restricciones de paso o directamente han cerrado parques como medida de prevención, como ha hecho Madrid con el Parque de El Retiro o Guadalajara con los de La Concordia, Amistad o Constitución.

Las consecuencias del temporal van incluso más allá: la imposibilidad de faenar en el noroeste peninsular ha disparado los precios del marisco una media del 30 % por encima de las subidas que ya de por sí experimenta este producto ante la llegada de las fechas navideñas, de acuerdo con fuentes del sector consultadas por Efe.

Como ejemplo, en Pontevedra se ha llegado a pagar más de 200 euros por un kilo de percebes en piezas de tamaño medio, cuando su valor en estas fechas ronda los 80.

Elsa es la quinta borrasca de esta temporada y durará hasta el viernes, cuando será sustituida por su sucesora, Fabien, por lo que el solsticio invernal de este año, el próximo domingo 22 de diciembre, promete ser pasado por agua.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter