Gibraltar denuncia que un patrullero español intentó echar a dos buques civiles atracados ante el Peñón

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Gobierno de Gibraltar ha criticado este lunes los “tontos juegos” de un buque de la Armada española que según un comunicado gibraltareño desafió a la Royal Navy la tarde de ayer en un incidente que España no reconoce.

Por medio de un comunicado de prensa, el Gobierno de Gibraltar ha informado de que un “buque de guerra español intentó tomar medidas ejecutivas en las aguas territoriales británicas de Gibraltar ayer por la tarde” ordenando a los barcos comerciales que abandonaran sus anclajes en el lado este de la Roca.

Tras conocer las instrucciones dadas por el buque español, la Autoridad Portuaria de Gibraltar pidió a los barcos comerciales que desoyeran la orden y permanecieran anclados en el lugar, mientras que la Royal Navy desplegó dos lanchas en los alrededores.

Según el comunicado gibraltareño, “tras ser desafiado por la Royal Navy, el buque de guerra español navegó lentamente a lo largo de la costa de Gibraltar con sus armas descubiertas y tripuladas”.

El Gobierno de Gibraltar “está verificando todos los aspectos del incidente para garantizar que se tomen las medidas adecuadas lo antes posible”, destaca la nota, que apunta que los servicios de control de tráfico marítimo gibraltareños han asegurado que las instrucciones dadas por el buque español “eran ilegales”.

Para el Gobierno de Gibraltar, “estos tontos juegos no tienen más valor que el de molestar” de quienes “no aceptan una soberanía británica incontestable sobre las aguas alrededor de Gibraltar, reconocida por todo el mundo en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”.

“Parece que todavía hay algunos en la marina española que piensan que pueden violar el derecho internacional; esto probablemente explica el estado de extremismo de algunas partes del espectro político español en estos días”, ha considerado el Gobierno gribraltareño.

Preguntadas por los hechos, fuentes del Ministerio de Exteriores han negado cualquier tipo de incidente y ha precisado que el buque de Acción Marítima “‘Tornado’ estaba desarrollando en esas aguas las misiones que tuviera encomendadas y le corresponden de modo habitual”.

Para Exteriores, las aguas que rodean el Peñón de Gibraltar son “mar territorial español donde, como estado ribereño, España proyecta su soberanía de acuerdo con el Derecho Internacional”.

Además, las fuentes han señalado que, respecto a buques de terceros estados, rige el derecho de paso inocente.

“El ‘Tornado’ observó que algunos buques en la zona no se conducían conforme a dicho derecho de paso inocente y les señaló dicho incumplimiento”, han subrayado las fuentes.

Deja una respuesta