'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La Academia del Cine quiere imponer películas españolas en los colegios

Bajo la premisa de la “alfabetización audiovisual”, la Academia de las artes y las ciencias cinematográficas de España pretende introducir de manera obligatoria el visionado de 30 películas españolas en los centros escolares.

El plan es que sean de obligado visionado en las etapas de primaria y secundaria. Los títulos serán elegidos por la propia Academia justificándose en que “no puede ser que un estudiante de 16 años no sepa quién es Berlanga, Saura, Bardem o Buñuel”.
La entrada de los títulos en el currículo académico se hará en varias etapas y debe superar varios problemas para la exposición de las películas en los centros escolares.
Inicialmente se pretende que sea una materia extracurricular, pero poco a poco pretenden que el Gobierno Central y los ejecutivos autonómicos incluyan este proyecto dentro de sus planes de estudio oficiales.
De momento, los impulsores de esta idea no están dispuestos a que esto salga gratis y pretenden negociar el pago de los derechos de autor por parte de la comunidad educativa. Es decir, no solamente ellos deciden qué películas deben ver los jóvenes y niños españoles, es que además harán caja con su posible inclusión.
Además, pretenden imponer también una formación a los docentes para cualificarlos para impartir la nueva materia. Y justifican la iniciativa asegurando que es falso que a los jóvenes españoles no les guste el cine que se hace en nuestro país. Una afirmación algo más que discutible si se analiza la asistencia de jóvenes menores de dieciocho años al circuito comercial donde solamente el 10% elige títulos nacionales, frente al 90% que optan por las producciones extranjeras.
En los talleres que se pretende implantar a los escolares se incluirá, cómo no, uno en el que quieren concienciar a los jóvenes sobre la necesidad el pago de los derechos de autor.

Un plan no exento de polémicas

El cine español se encuentra dominado por un sesgo ideológico marcadamente izquierdista, lo que nos permite hacernos una idea de los títulos que podrán conformar la lista de 30 películas que pretende imponer la Academia del Cine.
¿Se imaginan ustedes que a sus hijos se les explica la Guerra Civil con películas tan ideologizadas como “Libertarias”, “Tierra y libertad” o “Ay, Carmela”? Porque esa será la visión que les den a los jóvenes estudiantes españoles. Lejos de títulos clásicos del cine se usará para adoctrinar en una línea ideológica clara. Seguro que en esa lista no estarán películas como “Un Dios prohibido” o “Bajo un manto de estrellas”, en las que se cuenta la represión cometida por los republicanos contra los religiosos.
También los padres corren el riesgo de que se adoctrine a sus hijos en materias morales y sobre ideología de género con títulos como “La mala educación”, “Todo sobre mi madre” o “Mentiras y gordas”.
Porque la introducción del cine español en las aulas -tan ideológicamente sesgado- será una nueva herramienta para el adoctrinamiento de los jóvenes escolares. Un riesgo más al que se enfrentarán los padres cada vez más cercenados en su derecho a la libre elección de la educación que quieren para sus hijos.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter