«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La exhumación de Franco, un ‘martirio’ para el Gobierno Sánchez, que rectifica sus propios plazos

El Ejecutivo de Sánchez centra ahora sus esfuerzos en desacreditar al prior del Valle, Santiago Cantera, por su pasado falangista. 

El Gobierno ha asegurado este jueves que seguirá adelante con el proceso de exhumación de los restos de Francisco Franco pese a la «posición obstrucionista» -según el Gobierno- del prior de la comunidad benedictina del Valle de los Caídos, Santiago Cantera.

Después de que la abadía benedictina confirme a Efe que no facilitará el acceso del Gobierno al Valle de los Caídos para la exhumación de los restos hasta que no se agote la vía judicial, este jueves el diario El País amplía que la iglesia no ha autorizado al Gobierno a iniciar el proceso de exhumación porque, según el prior, hace falta el consenso de la familia Franco y la resolución de varios pleitos.

Ataques al prior

El Ejecutivo, que va ya con seis meses de retraso respecto a los plazos que él mismo se dio, ha decidido atacar al prior por sus «antecedentes ideológicos» que, dice, «son conocidos públicamente». El Gobierno recuerda que el religioso, antes de ingresar en la Orden de los Benedictinos, fue candidato a las elecciones generales de 1993 y a los comicios europeos de 1994 por el partido Falange Española Independiente.

Además y según el Gobierno, «el prior se ha negado en distintas ocasiones a seguir las indicaciones dadas por las autoridades eclesiásticas españolas».

No obstante, el Gobierno ha afirmado que «la posición obstruccionista» del prior Santiago Cantera no impedirá que el proceso siga su curso, «pero evidentemente hará que la opinión pública pueda llegar a considerar que la iglesia española avala en su conjunto la negativa de este antiguo candidato falangista, y con ella, la negativa de la propia familia Franco».

El Gobierno ha insistido en que «mantiene su decisión de seguir adelante con el proceso de exhumación, respetando cada una de las garantías a las que tiene derecho la familia Franco por ley». Y dentro de las gestiones previstas por el Gobierno, figura el traslado de todos los requerimientos legales a las instancias superiores del prior Santiago Cantera.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter