«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Liip Smart Monitor, la pulsera inteligente para monitorizar la salud de su bebé

Permite transmitir información precisa, fiable y en tiempo real sobre el estado de salud de los más pequeños.

La empresa valenciana Liip ha desarrollado la primera pulsera inteligente del mundo para monitorizar bebés y que permite transmitir información precisa, fiable y en tiempo real sobre el estado de salud de los más pequeños.

Detectar crisis epilépticas, convulsiones febriles, apneas nocturnas, taquicardias o bronquiolitis son algunas de las aplicaciones de esta biotecnología ponible, creada por un equipo de cinco jóvenes ingenieros, bioquímicos y pediatras, según fuentes de esta empresa emergente.

Liip Smart Monitor mide las principales constantes vitales, como la frecuencia cardiaca, saturación de oxígeno en sangre y temperatura, ayudando a los padres a identificar cualquier anomalía a través del móvil o tableta.

Además, proporciona a los pediatras datos objetivos, individualizados y efectivos para el seguimiento de sus pacientes, lo que favorece y acelera el diagnóstico, y reduce los tiempos de asistencia.

Este monitor detecta arritmias, taquicardias y bradicardias que pueden tener su origen en diversas cardiopatías conocidas o no, ser consecuencia de infecciones víricas o bacterianas como la meningitis y evidenciar complicaciones de estos procesos infecciosos.

También beneficia al campo de la neurología pediátrica frente a complicaciones como convulsiones febriles y crisis epilépticas causantes de secuelas, y en la detección de situaciones inesperadas que conlleven una parada cardiorrespiratoria como muerte súbita o atragantamiento por agente externo, según las fuentes.

Las fuentes destacan los beneficios de su uso en pacientes con enfermedades neuromusculares, parálisis cerebral infantil y bebés prematuros, ya que son muy susceptibles de sufrir patologías con mayor prevalencia que otros.

La pulsera se coloca en el tobillo izquierdo de los bebés, y a partir del primer año en la muñeca izquierda, y gracias a una autonomía de funcionamiento de hasta 14 horas seguidas permite transmitir una información completa sobre la salud del bebé.

El monitor incorpora unos sensores y un software de última generación que utiliza modelos matemáticos capaces de entender y catalogar el estado de salud de los más pequeños «con una fiabilidad que ningún modelo del mercado ha sido capaz de implementar», según las fuentes.

El sistema de software incluye dos aplicaciones que reciben los datos que captan los sensores. Una de ellas es para los padres, Liip Care, disponible para móvil o tablet, que visualiza y notifica el estado de salud del bebé en base a tres situaciones: normalidad («Todo va bien»), situación aguda o crítica.

En este último caso, envía una alerta sonora y un mensaje de estado «ACTUAR», y pulsando este botón, Liip Care dirige a un protocolo de actuación de urgencia y un botón de llamada al 112.

La otra aplicación, también pionera, es Liip Pediatras, a la que sólo ellos tienen acceso y en la que pueden personalizar un periodo determinado de tiempo (incluso de un minuto concreto) para observar la evolución de su paciente.

Con ello pueden detectar si está presentando un proceso patológico o fisiológico y reconocer rápidamente su tipología, y en caso de encontrarse bajo tratamiento conocer la respuesta al mismo.

Los cofundadores de Liip son Héctor Llorens, ingeniero técnico en Informática de Sistemas; Víctor Herrero, ingeniero en Organización Industrial, David Güémez, bioquímico; Sergio Negre, doctor en Pediatría; y Juan Montesinos, economista.

Estos cinco jóvenes emprendedores se propusieron hace tres años revolucionar el mercado de las tecnologías ponibles aplicadas al sector salud para mejorar la calidad de vida de las personas y, en concreto, la de los bebés ya que sus mil primeros días «son claves para su desarrollo fisiológico».

En el proceso de investigación y desarrollo han intervenido Celéstica; e-Health, el Instituto de Automática e Informática Industrial de la UPV (Ai2), y especialistas en pediatría y ginecología.

 

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter