«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
CASI 14.000 EN LO QUE VA DE 2022

Más de 200.000 inmigrantes ilegales han entrado en España desde la llegada de Sánchez al poder

Un grupo de inmigrantes ilegales de origen subsahariano, a las puertas del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla. Europa Press

Esta semana el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha actualizado sus balances relativos a inmigración ilegal. Desde comienzos de año, un total de 13.795 inmigrantes ilegales han entrado en España, un 11 por ciento más que las entradas contabilizadas en el año 2020 durante el mismo periodo. Sumados estos datos al histórico de la entidad y contabilizadas las entradas ilegales que tuvieron lugar en Ceuta en plena crisis diplomática con Marruecos, desde que Pedro Sánchez llegó a Moncloa han entrado en España más de 200.000 inmigrantes ilegales.

Para llegar a esta suma debemos remontarnos al año 2018 cuando, tras una moción de censura, Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno en junio. Con su llegada a Moncloa la inmigración ilegal se disparó notablemente: en solo un mes las entradas ilegales en España aumentaron en más de un 85 por ciento, pasando de las 3.937 contabilizadas en mayo, a las 7.313 datadas por ACNUR un mes después.

El año 2018 continuó arrojando estadísticas al alza, tanto es así que, durante el mes de octubre, ACNUR registró casi 11.000 entradas ilegales (10.912). De las 65.383 contabilizadas a lo largo del citado año, un total de 54.756 se contabilizaron desde junio a diciembre. El 83,74 por ciento de toda la inmigración ilegal registrada en el año 2018, entró tras la llegada a Moncloa de Pedro Sánchez.

El año 2019 no comenzó mejor, durante el mes de enero se registraron 4.612 entradas ilegales, según el histórico de datos de ACNUR y las estadísticas anuales cerraron con 32.513 inmigrantes ilegales contabilizados. Así, la presión inmigratoria disminuyó con respecto a 2018, pero surgieron nuevas rutas provenientes de territorio argelino que hicieron presagiar un problema para las costas de Almería, Murcia, zona de Levante y Baleares.

Pese a la crisis sanitaria, en 2020 la presión migratoria no cesó. Se activaron las rutas que parten desde el SAHEL con destino a las Islas Canarias, se consolidó la ruta argelina y desde territorio marroquí siguió partiendo inmigración ilegal con destino a España. En total, 41.861 inmigrantes ilegales llegaron a diferentes puntos del territorio nacional, un 28.75 por ciento más que el año anterior.

El año pasado las estadísticas continuaron con una tendencia alcista. ACNUR abrió 2021 con un registro de más de 3.000 entradas ilegales durante el mes de enero y, en los primeros cuatro meses del año, más de 7.000 inmigrantes accedieron ilegalmente a España. En el mes de mayo, las tensiones diplomáticas con Marruecos acabaron en una amenaza híbrida orquestada por Mohamed VI: el régimen alauí incitó a miles de inmigrantes a acceder ilegalmente a Ceuta y, entre los días 17 y 18 de mayo, las fronteras españolas de la Ciudad Autónoma sufrieron una auténtica invasión que el Gobierno nunca ha trasladado a los balances que quincenalmente son emitidos por el Ministerio del Interior.

Pese a las maniobras del Ejecutivo central, el Gobierno ceutí sí que ha informado recientemente acerca de la magnitud de estas entradas masivas. Según declaraciones de la vicepresidenta primera y consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales de Ceuta, Mabel Deu, entraron a la región «entre 12.000 y 14.000 personas, de las que más de 1.500 eran menores no acompañados». Esta cantidad, sumada a las estadísticas oficiales de ACNUR (43.197), eleva el número de entradas ilegales en 2021 por encima de las 57.000 (57.197).

En resumen, los históricos oficiales de la entidad adscrita a Naciones Unidas y los últimos datos aportados por el Gobierno de Ceuta nos sitúan ante un flujo de entradas ilegales en España que se eleva por encima de las 200.000 desde que Pedro Sánchez es presidente del Gobierno.

En concreto, un total de 200.122 inmigrantes ilegales en poco más de 4 años; casi el 70 por ciento de toda la inmigración ilegal llegada a territorio español en los últimos 10 años (296.796), acorde a registros de ACNUR, Ministerio del Interior y tomando las últimas cifras aportadas por la administración autonómica de Ceuta.

+ en
.
Fondo newsletter