«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Podemos llama al boicot de los actos conmemorativos de las elecciones

Unidos Podemos ha dirigido un escrito a la Mesa del Congreso en el que reclama que el exministro Rodolfo Martín Villa sea excluido de los actos conmemorativos del 40 aniversario de las elecciones de 1977.

Los morados exigen a su vez que no le entreguen este miércoles la medalla que se otorgará a los diputados constituyentes.

Los podemitas contraprogamarán los actos oficiales con un homenaje al que han tildado de »antifranquista» y al que asistirán «víctimas» de la dictadura. Como una nueva muestra de su obsesión por la etapa franquista de España, los morados celebrarán las elecciones del 97 rememorando una vez más el pasado.

El escrito firmado por el grupo confederal de Unidos Podemos-En Comù Podem-En Marea está dirigido a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a la Mesa y a la Junta de Portavoces.

Además de pedir que Rodolfo Martín Villa sea excluido de los actos oficiales previstos en el Congreso por el aniversario de las primeras elecciones democráticas, y a los que asistirán los Reyes, Unidos Podemos insiste en que no le sea entregada la medalla que recibirán todos los diputados constituyentes, que han sido invitados, por ser un «homenaje que no merece».

Igualmente, solicita que el Gobierno aproveche esta conmemoración «para facilitar las condiciones que hagan efectiva la orden internacional de busca y captura emitida contra Martín Villa, de manera que la justicia pueda esclarecer sus eventuales responsabilidades en la masacre de Vitoria en 1976″.

Según Podemos, esa insignia tiene por objeto reconocer a los parlamentarios su condición de representantes de la ciudadanía en el proceso constituyente de la Transición.

No obstante, es difícil que la petición de Unidos Podemos pueda ser estudiada y resuelta por la Mesa del Congreso.

Fuentes parlamentarias han explicado a Efe que, al tratarse de un escrito que firma un único grupo parlamentario, no hay obligación de convocar de urgencia una reunión de la Mesa de la Cámara Baja para analizarlo o debatirlo. También es altamente improbable que la presidenta decida atender la petición de Unidos Podemos.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter