«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
'PROFANAN TUMBAS Y PERTURBAN EL DESCANSO DE LOS MUERTOS'

Queipo de Llano y Francisco Bohórquez son exhumados de la Macarena en plena madrugada

exhumación Queipo Llano Abascal
Un coche fúnebre abandona la basílica de la Macarena durante la exhumación de Queipo de Llano y Francisco Bohórquez, Europa Press.

El general del bando nacional durante la guerra civil Gonzalo Queipo de Llano, y el que fuera su mano derecha, Francisco Bohórquez Vecina, han sido exhumados de sus tumbas en la Basílica de María Santísima de la Esperanza Macarena en la madrugada de este jueves.

Apenas transcurrido el Día de los Difuntos, pasadas las 2.20 horas de la madrugada de este jueves finalizaba en la basílica de la Macarena la exhumación de los restos mortales del general del bando nacional Gonzalo Queipo de Llano y del auditor de guerra Francisco Bohórquez Vecina, después del requerimiento formulado por el Gobierno central a la Hermandad de la Macarena a cuenta de las determinaciones de la reciente reforma de la Ley estatal de Memoria Democrática impulsada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

“Estos días en los que tantos españoles acuden a los cementerios, para recordar y honrar a sus difuntos… los aprovechan Sánchez y sus secuaces para profanar sepulturas y perturbar el descanso de los muertos”, ha escrito en su cuenta de Twitter Santiago Abascal, presidente de VOX, la mañana de este jueves.

Por su parte, en una entrevista en TVE, Yolanda Díaz, vicepresidente segunda y ministra de Trabajo, ha pedido disculpas en nombre del Gobierno por haber “tardado tanto” en llevar a cabo la exhumación y ha señalado que lo ve con “normalidad democrática”.

Durante la noche de este pasado miércoles, los familiares de los militares exhumados habrían accedido al interior del templo, a cuyas afueras era posible escuchar sin dificultad el golpeteo y repiqueteo de trabajos en su interior.

Pasadas las 23.30 horas salía de la basílica un primer coche fúnebre, una berlina de color oscuro, bajo la cobertura de numerosos reporteros gráficos y periodistas que habían acudido a cubrir el evento, al que han asistido además algunos vecinos y algunos hermanos de la Macarena a título individual.

Ya a las 1.22 horas de la madrugada accedía al interior del templo una furgoneta blanca de una empresa de servicios funerarios, y se reanudaba el ruido del repiqueteo dentro de la basílica, situación que se prolongó hasta que sobre las 2.04 horas comenzaban a abandonar a pie el templo los familiares de los militares, mientras los responsables de la hermandad lo hacían a bordo de un coche de alta gama.

Finalmente, a las 2.20 horas salía del interior del templo la mencionada furgoneta de servicios funerarios, siendo la misma aplaudida por diversos familiares que seguían esperando a las puertas del recinto.

La Hermandad de la Macarena ha emitido un comunicado en el que aseguran que la exhumación se ha realizado “en la más estricta intimidad” y con “absoluto respeto a los familiares presentes”, en un procedimiento que “ha contado con el consentimiento de ambas familias”. La Hermandad ha pedido “respeto” para las familias y ha reclamado “ser dejada al margen de cualquier polémica ideológica y política” y “desaparecer del foco mediático por este asunto ya resuelto”.

+ en
.
Fondo newsletter