'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Rajoy pide a Puigdemont que copie a Urkullu y 'desconecte de su delirio'

Rajoy, que ha tildado del ‘procés’ de «deriva autoritaria», presume del «entendimiento» que su Ejecutivo mantiene con el Gabinete de Iñigo Urkullu.


El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a «desconectar de su delirio y recuperar la conexión con el respeto a la ley», una ley que ha dicho que el Ejecutivo estará «orgulloso» de cumplir y hacer cumplir en todo momento.
«La deriva autoritaria que se está produciendo hoy por parte de algunos en Cataluña -en alusión a Puigdemont y el resto de dirigentes independentistas- es algo que no había ocurrido en España desde hace décadas», ha dicho.
Ha contrastado la actitud «estéril» de la Generalitat de Cataluña de buscar el enfrentamiento con el Ejecutivo central y la disposición al acuerdo por parte del Gobierno vasco que lleva a modificar leyes como la del cupo y la del concierto con Euskadi.
En un acto en Bilbao organizado por Nuevas Generaciones del PP, ha dedicado gran parte de su intervención a analizar la situación en Cataluña y ha asegurado que, frente a la gestión del Gobierno de la Generalitat, la mayoría de catalanes está con la moderación, el sentido común y la concordia. Ha sido entonces cuando ha explicado que hay otras formas de trabajar, de construir y abordar los asuntos que realmente importan a los ciudadanos.
En ese contexto, ha recordado que el próximo miércoles habrá en Madrid una reunión de la Comisión Mixta entre el Gobierno central y el del País Vasco con el fin de aprobar la ley de actualización del cupo hasta 2022, así como la ley del concierto vasco. «Es algo positivo para los vascos y para el conjunto de los españoles. Esta forma de trabajar va unida a las palabras pacto, acuerdo y entendimiento. Es lo democrático -ha añadido- y lo que produce resultados positivos para todos».
Frente a ello, ha señalado que lo que hace el Gobierno de la Generalitat es buscar el enfrentamiento y ha recalcado que se trata de una actitud «estéril». «Eso es estéril, es antidemocrático, no resuelve nada y no produce ningún beneficio ni efecto positivo para ningún catalán ni para nadie del resto de España», ha señalado el jefe del Gobierno. Y ha proseguido en su comparación: «Eso es lo que no se debe hacer, y lo que se está haciendo entre el Gobierno de España y el vasco hoy es lo que se debe hacer».

Críticas a la reforma constitucional de Sánchez

Por otra parte, el vicesecretario de Política Sectorial del PP, Javier Maroto, ha censurado que la izquierda centre sus esfuerzos en iniciativas que «no salen» y que ahora lo haga en «en reformas constitucionales que se sabe desde el principio que son fallidas».
A su juicio, cuando el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, habla de una reforma constitucional «para incluir no se qué anhelos nacionalistas» implica «hacer daño a mucha gente porque es generar expectativas sabiendo que no se puede llevar a cabo».

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter