«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Gobierno catalán no garantiza que los Mossos cumplan la ley

Señala que el gobierno de la Generalitat «no detendrá» el referéndum ilegal del 1-O.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha exigido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que «suspenda» el referéndum ilegal del 1-O y asuma que hay una «autoridad judicial» para que los cuerpos y fuerzas de seguridad impidan la votación, ante la «desobediencia» del Govern.

Nieto ha participado en la reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña convocada ayer por Carles Puigdemont, en el Palau de Pedralbes de Barcelona, a la que también han asistido el conseller de Interior, Joaquim Forn, el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el director de Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos.

Según fuentes cercanas a la reunión, en la Junta de Seguridad, Nieto ha advertido a los representantes de la Generalitat que las movilizaciones de estos días están siendo lideradas por el independentismo radical, por lo que forzar a los ciudadanos a salir a la calle, haciéndoles creer que el domingo se celebrará una consulta válida, puede acabar desembocando en situaciones de tensión.

Además, la impresión de Interior es que los miembros de la Generalitat mantienen su posición de «desobediencia» al considerar el Govern que lo ordenado por jueces y fiscales es «papel mojado», según las fuentes consultadas.

Los representantes del Ministerio han insistido en la necesidad de sembrar tranquilidad en Cataluña, según las mismas fuentes, por lo que creen que es imprescindible que el presidente catalán desconvoque el 1-O, lo que la Generalitat ha descartado pese a que está suspendido por el Constitucional.

En su comparecencia ante los medios posterior a la Junta de Seguridad, Nieto ha explicado que el Ministerio ha decidido asistir a la reunión que ayer convocó Puigdemont, pese a que las circunstancias «no parecen adecuadas», ya que no hubo acuerdo previo sobre la fecha ni sobre el orden del día. «Estamos aquí porque nos mueve el objetivo de que se cumpla la legalidad, se defienda el Estado de derecho y se mantenga la convivencia en Cataluña y en el resto de España», ha aseverado José Antonio Nieto.

El cargo del Ministerio ha recordado a la Generalitat que el «mando» sobre el dispositivo para impedir el referéndum lo tiene la «autoridad judicial» y que a la Junta de Seguridad no le corresponde tomar decisiones sobre lo que resuelva la juez, por lo que en la reunión no se ha podido «concretar» nada acerca de lo que la policía debe hacer el domingo.

Nieto ha insistido en que el próximo domingo no se pretende «limitar la libertad de expresión o que se exterioricen sentimientos», sino impedir «un acto declarado ilegal por el Tribunal Constitucional y que la autoridad judicial pide que se evite». «En esa línea y con esa disposición, se va a actuar con absoluta determinación para cumplir esos objetivos, cumplir la ley, defender el Estado de derecho y mantener la convivencia pacífica», ha añadido Nieto.

Según el secretario de Estado, en la reunión se ha pedido a Puigdemont que el próximo domingo se logre «que no sea protagonista ningún cuerpo policial» y que la jornada sea «un día de festividad y celebración. No debe ser de otra manera, podemos conseguir que las cosas se desarrollen en paz, con tranquilidad, respetando la ley y defendido el Estado de derecho», ha añadido Nieto.

Por otra parte, el conseller de Interior, Joaquim Forn, ha garantizado que el Govern «no detendrá» el referéndum que quiere celebrar el 1-O y ha pedido no poner «contra las cuerdas» a los Mossos, que asegura «adecuarán» el cumplimiento de las órdenes judiciales para priorizar el mantenimiento de la «convivencia».

El conseller ha remarcado que el Govern mantiene su promesa de celebrar el referéndum y ha afirmado que, aunque los Mossos tienen «determinadas obligaciones» como policía judicial, la policía catalana se regirá por los principios de «oportunidad, proporcionalidad y congruencia» a la ahora de cumplir las órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que les ha obligado a impedir que el 1-O abran los colegios electorales. «Es importante el cumplimiento de la ley, de las decisiones judiciales, pero también existe un bien superior, que es la convivencia ciudadana», ha precisado Forn, que ha garantizado que los Mossos «adecuarán» el cumplimiento de la resolución judicial al principio de proporcionalidad para evitar males mayores.

Leer más…

Exclusiva: Un Mosso d’Escuadra reconoce que no todos obedecen la ley

 

 

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter