«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Sectores del PDeCAT piden a Puigdemont que se aparte y sea eurodiputado

Sectores separatistas han puesto sobre la mesa la posibilidad de que Carles Puigdemont deje paso y, dadas las dificultades y dudas legales, en lugar de postularse para una nueva investidura como presidente de la Generalitat permanezca en Bruselas y aspire a convertirse en eurodiputado en 2019.

En las filas de Junts per Catalunya (JxCat) cualquier hipótesis que no pase por intentar una investidura a distancia de Puigdemont, amparándose en una interpretación flexible del reglamento del Parlament por parte de la nueva Mesa de la cámara catalana, es, por ahora, inmediatamente descartada.
Sin embargo, voces secesionistas, algunas vinculadas al entorno político del expresidente catalán Artur Mas, sugieren ya como vía alternativa, para evitar el bloqueo político en Cataluña, que Puigdemont dé un paso al lado, renuncie a una investidura telemática y busque una salida que pase por el Parlamento Europeo, lo que le permitiría desempeñar un nuevo rol sin tener que volver de Bélgica.
Es la idea que sostiene precisamente Josep Martí Blanch, que fue secretario de Comunicación del Govern de Mas entre 2011 y 2016 y que en un artículo publicado este martes en El Periódico advierte de los «riesgos» que implicaría «enrocarse hasta el punto de bloquear la formación de gobierno» y forzar unas nuevas elecciones.
En ese caso, además de los «riesgos personales» para Puigdemont en una campaña en la que quedaría tocado su llamamiento a votar JxCat como garantía de que pueda volver, Martí subraya los «riesgos colectivos» que unas nuevas elecciones comportarían, ya que el independentismo «arriesgaría» su actual mayoría absoluta y propiciaría un «aplazamiento innecesario de la vigencia del 155».
«En junio de 2019 habrá convocatoria de elecciones europeas y, si sus derechos políticos siguen en pie, encabezar una lista le daría un acta de eurodiputado que le otorgaría más rédito y rendimiento político que un cautiverio inevitable en caso de regresar a Cataluña», ha argumentado.
En las filas de JxCat, por ahora, nadie quiere contemplar una alternativa a Puigdemont, aunque en privado algunas voces no descartan activar como último recurso un plan B -pese a su delicada situación judicial, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez podrían dar un paso al frente como solución de emergencia- o incluso advierten de que no investir a Puigdemont como president no implicaría necesariamente que no estuviese en el nuevo Govern, con un cargo con peso específico.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

JxCat y ERC avalan a Torrent para el Parlament y a Puigdemont como presidente

Tajani exige que la oficina del PE en Barcelona rotule en castellano

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter