'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El 'Síndrome Sant Sadurní' o cuando Cataluña elige la ruina económica

Codorníu ha trasladado su domicilio fiscal a La Rioja y Freixenet previsiblemente hará lo mismo en las próximas semanas. Sin embargo, los vecinos de la ciudad del cava han votado muy mayoritariamente a las opciones separatistas


Sant Sadurní d’Anoia es una pequeña población barcelonesa de la comarca del Alt Penedés. Tiene una población de apenas doce mil habitantes, la mayoría dedicados a la industria del cava. Hoy el 90% de las botellas de cava que salen de España tiene su origen en Sant Sadurní.
En las elecciones del 21D, casi dos de cada tres vecinos han escogido las opciones políticas rupturistas. Junts per Catalunya, la coalición de Puigdemont, ha obtenido el 29% de los votos, Esquerra Republicana de Catalunya el 26,5% y las CUP el 6,2%. Las fuerzas constitucionalistas, sumadas, logran algo menos del 30%.

Resultados 21D en Sant Sadurní d’Anoia

Codorníu y Freixenet, a la fuga

Las dos marcas principales, y mundialmente famosas, son Codorníu y Freixenet, pero también son de la localidad Gramona, Pere Ventura, Juvé y Camps… Sin embargo, y como consecuencia de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), Codorníu ha traslado su domicilio social fuera Cataluña. Como La Caixa, Sabadell y más de tres mil empresas más, la bodega, con una antigüedad de más de cinco siglos (una de las empresas más antiguas de España), se ha marchado de un territorio que, entiende, ya no reúne las mínimas garantías legales. Ha escogido una región con, también, gran tradición vinícola: La Rioja.
La empresa, en su comunicado de despedida, lamentaba «la presión a la que nos vemos sometidos como empresa catalana y los comentarios inciertos que se difunden perjudicando seriamente la imagen de nuestra compañía». E intentaron dejar claro que el grupo «no tiene nada que ver en este proceso político, ni en ninguno otro».
Por su parte, la otra gran empresa, Freixenet, cuyo presidente José Luis Bonet ha sido muy crítico con el procés, advirtió que decidiría su permanencia o no en el pueblo en función del panorama político que saliera de las urnas. La empresa da empleo directo a 1.400 personas. Freixenet a 800. Los empleos indirectos podrían multiplicar por dos las cifras. Cabe recordar que en la localidad viven 12.000 personas.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
 

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter