'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Torrent planta a la Policía Nacional en su 194 aniversario en Barcelona

Millo ha indicado que la ausencia de Torrent supone una «falta de respeto», al no reconocer el trabajo de los policías al servicio de la libertad, la democracia y de todos los catalanes.

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha pedido erradicar los «prejuicios tópicos» contra la Policía Nacional, que ve como un referente «ético», y ha lamentado la «falta de respeto» del presidente del Parlament, Roger Torrent, al rechazar acudir al acto central de homenaje a este Cuerpo.
Millo ha presidido este martes el acto para conmemorar en Barcelona el 194 aniversario de la Policía Nacional, Cuerpo del que ha destacado que es garantía de los derechos y libertades de los ciudadanos y del respeto a la ley, ya que su «ausencia o inacción» permitiría que los más fuertes se impusieran a los más débiles de la sociedad, ya que existen «algunas élites» que creen estar por encima de la ley.
Al acto han acudido el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos; el fiscal superior, Francisco Bañeres, así como mandos policiales y del Ejército, pero no el presidente del Parlamento, Roger Torrent, que este lunes rechazó por carta la invitación para evidenciar su condena por el «gran dolor» que cree que la actuación de la Policía Nacional causó a los ciudadanos durante la jornada del referéndum del 1-O.
Cabe recordar que el PP y el PSC aplaudieron el «tono conciliador» de Torrent tras su nombramiento y aseguraron que podía apuntar a una «ruptura de la dinámica de Carme Forcadell. “Hace pensar con un hilo de esperanza que quizás hay una ruptura de la línea de la Presidencia anterior”, dijo entonces el secretario general del PPC y diputado en el Parlamento regional, Santi Rodríguez.
A preguntas de los periodistas, Millo ha indicado que la ausencia de Torrent supone una «falta de respeto», al no reconocer el trabajo de los policías al servicio de la libertad, la democracia y de todos los catalanes.
«Es evidente que la ausencia en un acto como este denota la falta de conocimiento de lo que es la realidad, de lo que es el servicio al cumplimiento de la ley, la democracia, la seguridad y la libertad», ha apuntado.
En su intervención en el acto, el delegado del Gobierno ha elogiado la labor del Cuerpo y ha advertido que, pese a que «algunas élites» se ven por encima de la ley, «nadie» puede romper los consensos básicos políticos, porque «nadie puede jugar con la convivencia, el respeto y los derechos básicos y fundamentales de la cohesión social».
Millo, que ha elogiado la hoja de servicio de la Policía Nacional en defensa de la seguridad, la libertad y la igualdad ante la ley de los catalanes, ha remarcado que «nadie va a estar por encima de la ley sin tener que dar cuentas a la Justicia» y ha apuntado que los agentes de policía no están al servicio del Poder, sino de la ley, la democracia y la gente.

El jefe de la Policía en Cataluña resalta su ‘compenetración’ con la sociedad

El jefe superior de la Policía Nacional en Cataluña, el comisario Sebastián Trapote, ha resaltado la «compenetración» de este Cuerpo con la sociedad y ha subrayado que llevan a cabo su función en base a los principios de igualdad e imparcialidad y sin actuar de forma arbitraria o discriminatoria.
 
Trapote, que en su balance del pasado 2017 ha omitido cualquier mención directa a la actuación de la Policía el 1-O, ha subrayado que con la conmemoración del aniversario de este Cuerpo pretenden «renovar» su compromiso de servicio a la sociedad, ya que «la compenetración de la sociedad y la Policía es la razón de ser de esta».
El jefe de la Policía Nacional en Cataluña ha apuntado que la Policía se guía en su actuación por los principios constitucionales de igualdad ante la ley, de respeto a la diversidad política, de imparcialidad y de «no actuación arbitraria y discriminatoria».
Trapote ha recordado que los principios fundamentales de la Policía Nacional son velar por el libre ejercicio de los ciudadanos y garantizar el servicio público de seguridad, lo que supone una misión «centenaria, pero muy actual».
En presencia también del secretario general técnico del ministerio de Interior, Juan Antonio Puigserver, Trapote ha resaltado que durante el pasado año el «trabajo, esfuerzo y dedicación» de los agentes de la Policía Nacional en Cataluña permitió desarticular 66 grupos organizados en operaciones que se saldaron con más de 500 detenidos y que permitieron, entre otras, evitar la introducción en el mercado negro de 6.300 kilos de cocaína, 3.215 de hachís y 359 de heroína.
Además, también se procedió a 306 expulsiones cualificadas de delincuentes extranjeros reincidentes que acumulaban 2.500 antecedentes policiales y 388 causas judiciales.
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter