«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Otorga un plazo de diez días a interior

Transparencia exige explicaciones a Marlaska sobre el uso de gases lacrimógenos en Ferraz

La Policía carga contra los manifestantes en Ferraz. Europa Press

El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) ha ordenado al Ministerio del Interior que, en un plazo de diez días, proporcione información sobre «las cargas policiales ocurridas en la noche del 6 al 7 de noviembre en la calle Ferraz de Madrid» y sobre «las directrices que tiene la Policía para el uso de gases lacrimógenos como los que se emplearon». Esta solicitud se hizo a petición de un ciudadano particular que, al solicitar estos datos al ministerio liderado por Fernando Grande-Marlaska, no obtuvo respuesta.

El ciudadano ha estado tratando de obtener esta información desde el 7 de noviembre, un día después de que la Policía dispersara con gases lacrimógenos a 3.800 manifestantes en la calle Ferraz de Madrid, quienes protestaban contra la ley de amnistía que el Gobierno de España estaba negociando con los separatistas. La manifestación resultó en dos arrestos por desobediencia y agresión a la autoridad.

El uso de este «agente químico» para dispersar la manifestación fue fuertemente criticado, incluso por integrantes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, quienes han manifestado a The Objective su «sorpresa» e «indignación» por el uso de una medida coercitiva «totalmente inusual», reservada para situaciones de «violencia extrema contra las fuerzas de seguridad». Explicaron que se utiliza «cuando el operativo está completamente desbordado y se busca crear una amplia distancia entre los manifestantes y los agentes», considerando que en esta ocasión no era necesario.

El ciudadano, que ha preferido permanecer en el anonimato, expresó a este medio que «las imágenes de la violencia policial en la calle Ferraz no se habían visto en España desde la Transición», con una respuesta «desproporcionada y violenta de la UIP«, atribuida a «una carta blanca dada por el mando político» para actuar contra «manifestantes que eran en su mayoría ancianos y jóvenes pacíficos».

El CTBG ha solicitado al Ministerio que «facilite la información relativa al protocolo o normas de uso de los gases lacrimógenos, en caso de existir, excluyendo, si es necesario, aquellas partes de la información que tengan carácter operativo; justificando de manera expresa cualquier exclusión».

Esta conclusión se basa en el hecho de que «este Consejo desconoce si las normas de uso interno que se pretenden obtener, además de regular los supuestos habilitantes y las condiciones para el uso de este tipo de herramientas policiales, incluyen otras informaciones relativas a operativos de seguridad específicos, por lo que debe observarse el principio de proporcionalidad en la aplicación de los límites».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter