«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Las víctimas del accidente de Santiago claman justicia cuatro años después

Apenas unos minutos antes de las 20:40 horas del miércoles 24 de julio de 2013 -hoy hace cuatro años- descarrilaba a escasos dos kilómetros de la estación de Santiago de Compostela el tren Alvia 04155 causando 80 muertos y lesiones a otros 144 pasajeros.
Las víctimas y sus familiares no olvidan y hoy marcharán de forma reivindicativa por las calles de la capital gallega para exigir justicia y responsabilidades políticas, por una tragedia que creen podía haberse evitado.
El conocido como accidente de Angrois, por ser este el nombre del barrio donde aconteció, ha dado un drástico giro tanto político como judicial en el último año.
Desde el punto de vista político, porque la nueva dirección del PSOE, contrario hasta ahora a que se constituyese una comisión de investigación en el Congreso, rectificó y ha formalizado que se investigue la tragedia ferroviaria.
Judicialmente, el cambio también ha sido importante, una vez que el juez imputase a quien en el momento del accidente era el director de Seguridad en la Circulación de Adif, Andrés Cortabitarte, y el Gobierno europeo instara al Ministerio de Fomento a acometer una nueva investigación «independiente» del accidente.
Las víctimas y familiares conmemorarán el cuarto aniversario con una marcha bajo el lema «Justicia y verdad», que partirá de la estación de tren de Santiago de Compostela y concluirá en la Plaza del Obradoiro.
Quieren hacer visible así la responsabilidad que, según ellos, tienen Renfe y Adif por la falta de sistemas de seguridad en el propio convoy y en la vía, al no tener instalado el mecanismo de seguridad ERTMS, con el que el tren nunca habría llegado tan rápido a la curva de A Grandeira.
El pasado jueves el pleno municipal de Santiago de Compostela aprobó una moción del BNG que exigía la activación del citado sistema de seguridad en el tramo ferroviario Ourense-Santiago y la constitución de una comisión de investigación parlamentaria y técnica.
La propuesta salió adelante con el apoyo de Compostela Aberta, PSdeG y BNG y con la abstención del PPdeG.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en

ESPAÑA

.
Fondo newsletter