«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
FUE DETENIDA POR POSESIÓN DE DROGAS

Biden intercambia con Moscú un peligroso traficante de armas por una atleta lesbiana

El presidente de EEUU, Joe Biden, abraza a Cherelle Griner, la pareja de Britney Griner. Europa Press.

Paul Whelan, veterano del Cuerpo de Marines, lleva cuatro años detenido en Rusia, acusado de espionaje, un cargo que han negado él mismo y el Gobierno de Estados Unidos. De hecho, la Administración norteamericana ha sugerido en varias ocasiones su intención de buscar la liberación del veterano en un ‘canje de prisioneros’ con el Kremlin.

Rusia, por su parte, buscaba la liberación de uno de los hombres más peligrosos del planeta, el traficante de armas Viktor Bout, conocido como el ‘mercader de la muerte’ por las agencias de inteligencia.

Y al fin se dio la ocasión del intercambio, de manera que Rusia logró la liberación de un hombre responsable de incontables muertes en todo el mundo, mutilaciones, conflictos provocados, y Estados Unidos obtuvo la vuelta a casa de… Britney Griner, jugadora de baloncesto. Lo siento, Whelan, otra vez será.

Griner lleva bastante menos tiempo detenida en Rusia, y su caso es menos confuso que el de Whelan, porque fue detenida por posesión de drogas tras aportarse pruebas innegables. Entonces, ¿por qué efectuar un canje tan disparatadamente desigual, por qué dejar a Whelan, un hombre que ha servido a su patria, pudriéndose en una cárcel rusa? La única explicación es que Whelan es varón, mientras que Griner es mujer; Whelan es blanco, mientras que Griner es negra; y Whelan es, por lo que podemos saber, heterosexual, mientras que Griner es lesbiana, imposible competir. A todos esos puntos de victimismo podemos añadir que, mientras Whelan mostró patriotismo en su carrera militar, Griner ha mostrado una y otra vez su odio y desprecio hacia Estados Unidos.

La primera versión de la noticia, antes del intercambio, explicaba que Moscú se ofrecía a liberar a Whelan o a Griner a cambio del ‘mercader de la muerte’, pero una vez elegida la agraciada, se borró la noticia y la versión oficial, transmitida por la inefable portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, ahora es que la elección estaba entre Griner o nadie.

“La alternativa era traer Britney o a nadie”, declaró Jean-Pierre en rueda de prensa. «El presidente nunca dejará de trabajar en la liberación de Paul Whelan. Personalmente tengo que añadir que Brittney es un importante ejemplo, una inspiración para millones de americanos, especialmente para las personas LGBTQI+ y las mujeres de color”. Acabáramos, ahora sí se entiende todo. ¿Saben quién es también una inspiración para las personas LGBTQI+ y las mujeres de color? Exacto: la propia Jean-Pierre, que por lo mucho que se equivoca lleva a sospechar que esas son sus únicas credenciales auténticas.

Los grandes medios corporativos han tenido que cambiar la narrativa sobre la marcha. NBC News, por ejemplo, tuvo que editar calladamente su historia sobre la decisión de elegir a Brittany Griner sobre Paul Whelan. Por razones desconocidas, NBC News, citando a un alto funcionario estadounidense, cambió toda su narrativa sobre el intercambio de prisioneros. El párrafo clave decía en su primera versión que un “alto funcionario de Estados Unidos confirmó a NBC News que el gobierno había tratado de liberar tanto a Griner como a Whelan como parte de un intercambio con el Kremlin, que quería el regreso de Viktor Bout, un traficante de armas ruso que cumplió 11 de los 25 años de condena en Estados Unidos y […] el Kremlin ha dado a la Casa Blanca la opción de Griner o Whelan, o ninguno”.

La versión actual reza: “Un alto funcionario de Estados Unidos confirmó a NBC News que el gobierno había tratado de liberar tanto a Griner como a Whelan como parte de un intercambio con el Kremlin, que quería el regreso de Viktor Bout, un traficante de armas ruso que cumplió 11 de los 25 años de condena en Estados Unidos y […] el Kremlin ha dado a la Casa Blanca la opción de Griner o ninguno después de que se propusieron diferentes opciones”.

La Administración Biden, que ya especificó en su día que determinadas ayudas por los destrozos del último huracán que ha azotado Florida irían solo a personas de color, está dejando cada día más claro que la igualdad ante la ley ha muerto por lo que a ellos se refiere, y que los grupos de víctimas certificados son más iguales que el resto de estadounidenses.

TEMAS |
.
Fondo newsletter