«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Pese a la presión de los medios de comunicación

Los demócratas sopesan ahora adelantar la proclamación de Biden para acallar los rumores en su contra

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Europa Press

Michelle Obama, Gavin Newsom, Kamala Harris… y así hasta varias docenas de nombres que barajan frenéticamente los observadores demócratas en la prensa, que ya han dado por acabado en su candidatura al anciano Joe Biden tras su desastrosa actuación en el primer debate electoral con Donald Trump.

La cosa salió tan previsiblemente mal que incluso en las filas de Trump no pocos alertaron de que se trataba de una trampa y de que el previsible candidato republicano debería haber rechazado un debate en fecha tan temprana, a meses de las convenciones de los partidos y la nominación oficial de los candidatos. El maquiavélico proyecto habría sido buscar una excusa para retirar a Biden, a tiempo de presentar un nuevo candidato que, sin duda, tendría más posibilidades frente a Trump.

Pero, maquiavélicos o no, los demócratas no parecen estar lo bastante unidos como para pergeñar un plan así, al menos aparentemente. Y el indicio es que, a pesar de que todos los grandes medios, desde el New York Times a la CNN, han cargado unánimes contra la permanencia del presidente, en el Comité Nacional Demócrata (DNC) no parecen tenerlo ni mucho menos tan claro.

Así, cuenta Bloomberg que el DNC está pensándose nominar formalmente a Joe Biden a mediados de julio para garantizar que el presidente esté en las papeletas y poner fin a los rumores dentro del partido.

Además, en una reunión el pasado domingo en Camp David, la familia del presidente Biden le instó a ignorar el creciente número de voces que le pedían que abandonara la campaña, y muchos de sus seres queridos culparon a sus asesores del desastroso debate. Según Politico, los dos que más enérgicamente alentaron a Biden, de 81 años, a continuar fueron su esposa Jill y su hijo Hunter, las dos personas cuya opinión, según se dice, más valora.

Se habla del 21 de julio, cuando el comité de credenciales de la convención demócrata se reunirá virtualmente, según personas familiarizadas con el asunto que hablaron bajo condición de anonimato. El panel se está reuniendo para finalizar los procedimientos antes de que comience la convención del partido en Chicago el 19 de agosto.

El 21 de julio llegará sólo tres días después del día que Trump tiene previsto aceptar la nominación de su partido en la convención republicana en Milwaukee.

Los demócratas usarían entonces sus terminales mediáticas (casi todos los medios convencionales) a modo de «borrador de recuerdos» de Hombres de Negro: aquí no ha pasado nada, sigan circulando. This is fine. Pero, ¿puede olvidarse lo que vimos esa fatídica noche? O, más aún, ¿puede olvidarse lo que dijeron los comentaristas de caras funerarias esa misma madrugada y los días siguientes?

.
Fondo newsletter