'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La justicia condena al político comunista que se burló del agente fallecido

Poussier fue candidato en los comicios legislativos de junio por La Francia Insumisa en 2017 en el departamento septentrional de Calvados (Normandía), pero no resultó elegido.


Un tribunal francés condenó a un año de cárcel exento de cumplimiento a Stéphane Poussier, antiguo candidato de la formación izquierdista La Francia Insumisa por sus palabras sobre la muerte del gendarme Arnaud Beltrame, quien se intercambió el viernes pasado por una rehén del yihadista Redouane Lakdim.
Poussier, de 60 años y electricista de profesión, fue también privado de ejercer sus derechos cívicos durante de siete años, una medida que incluye, por ejemplo, la inhabilitación para cargos públicos, indicó la cadena France 3.
Según el canal, Poussier lamentó sus declaraciones en la red social Twitter cuando se conoció la muerte de Beltrame, quien intervino el pasado día 23 en la toma de rehenes en un supermercado de Trèbes (sur de Francia), dentro de unos hechos en los que el terrorista, abatido posteriormente por las fuerzas de seguridad, asesinó a cuatro personas.
Poussier afirmó que «cada vez que matan» a un gendarme piensa en su amigo Rémi Fraisse, un joven militante ecologista fallecido en 2014 por el proyectil de un gendarme.
«Y ahora le ha tocado al coronel, ¡qué mala suerte! Un elector menos» para el presidente francés, Emmanuel Macron, indico.
Poussier fue candidato en los comicios legislativos de junio por La Francia Insumisa en 2017 en el departamento septentrional de Calvados (Normandía), pero no resultó elegido.
El líder de este movimiento, Jean-Luc Mélenchon, se desmarcó rápidamente de las declaraciones de su antiguo aspirante a diputado, a quien tildó de «imbécil» y al que denunció por «apología del terrorismo».
El gendarme fallecido se ha convertido en héroe nacional en Francia, después de que se cambiase por una rehén de Lakdim, una maniobra que le sirvió para dejar su teléfono móvil (celular) encendido sobre una mesa para que los agentes en el exterior pudieran seguir lo que ocurría dentro del supermercado.
Beltrame, de 44 años, murió en la madrugada del sábado pasado, horas después del asalto, como consecuencia de las cuchilladas que recibió en el cuello.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter