«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
la víctima trabajaba para una empresa española

La Policía belga detiene a cinco hombres por el asesinato de un camionero al que tiraron una tapa de alcantarilla

Foto de archivo de un camión. Europa Press

La Policía belga ha detenido a cinco hombres, dos de ellos menores de edad, por el asesinato de un camionero de la empresa española Castillo Trans en la noche del pasado viernes al sábado.

El conductor circulaba por una autopista de Bélgica cuando cayó sobre su vehículo la tapa de una alcantarilla de 20 kilos que los detenidos habían lanzado a la carretera desde un puente. La tapa atravesó el parabrisas y el conductor, de 50 años y de nacionalidad rumana, murió en el acto. Su mujer, que dormía en el asiento del copiloto, no resultó herida y pudo hacerse con el control del camión.

«Cuando se arroja una tapa de alcantarilla de 20 kilos desde un puente, lo único que se consigue es matar«, ha denunciado la fiscal Régine Cornet, en referencia a que se trató de un acto deliberado.

Los cinco arrestados son de la localidad de Andenne, situada en la provincia de Namur, y la noche del asesinato habían consumido drogas, según ha confirmado la fiscalía provincial.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha manifestado su «conmoción y profundo pesar» tras conocer la muerte de Gheorghe Tibil, el chófer de la empresa alicantina.

«Desde la CETM condenamos este ataque y esperamos que las autoridades belgas investiguen los hechos y encuentren a los responsables de su muerte. Un crimen así no puede quedar impune, por lo que confiamos en que se haga justicia», ha denunciado la patronal.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter