«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
boric llega debilitado

Abren las urnas para la elección del Consejo Constitucional chileno que redactará un nuevo proyecto de Constitución

Bandera de Chile. Europa Press
Bandera de Chile. Europa Press

Las mesas de votación chilenas han abierto a las 8.00 horas (14.00 horas en la España peninsular) para elegir a los 50 miembros del Consejo Constitucional que se encargará de redactar un nuevo proyecto de Constitución que sustituya a la actualmente vigente, aprobada en 1980 al amparo del dictador Augusto Pinochet.

Las mesas de votación estarán abiertas hasta las 18.00 (0.00 en España), si es que no hay personas esperando en las filas para sufragar. El voto es obligatorio y se prevén multas cuantiosas por no concurrir a las urnas de entre 31.000 y 189.000 pesos (entre 34 y 212 euros).

En estos comicios serán elegidos 25 hombres y 25 mujeres que redactarán un texto vedado por las doce Bases Institucionales pactadas por los partidos políticos y que será sometido a plebiscito el 17 de diciembre en un proceso muy similar al del pasado 4 de septiembre, cuando fue rechazado en votación un primer borrador constitucional redactado por una clara mayoría progresista.

En estas elecciones sólo pueden participar los chilenos que residen en territorio nacional, ya que el voto en el extranjero es para elecciones presidenciales, primarias presidenciales y plebiscitos.

Concurren cinco listas: Partido de la Gente, Todo Por Chile (PPD, PR y DC), Partido Republicano, Unidad Para Chile (RD, CS, Comunes, FRVS, AH, PC, PS y PL) y Chile Seguro (UDI, RN y Evópoli).

Los consejeros constitucionales no podrán ser candidatos en las próximas elecciones de Presidente de la República, diputado, senador, gobernador regional, consejero regional, alcalde y concejal. Además, no podrán ser candidatos a ningún otro cargo de elección popular en la primera elección que corresponda a cargos que se creen en virtud de la nueva Constitución.

Boric llega debilitado

El Gobierno de Gabriel Boric llega debilitado a la cita, en la que las posiciones conservadoras aspiran en cambio a recuperar el terreno perdido durante estos últimos años.

La redacción de una nueva Constitución fue la gran promesa con la que en 2021 el entonces presidente, Sebastián Piñera, logró aplacar una ola de protestas bautizada como «estallido social». Una Convención Constituyente con mayoría de independientes, aunque inclinaciones de izquierda, acometió un primer intento que terminó siendo rechazado en septiembre de 2022, ya con Boric en el poder.

Una amplia mayoría de los votantes dijeron «no», al término de un proceso marcadamente politizado y en el que se ponían negro sobre blanco cuestiones como la plurinacionalidad o el derecho al aborto. Pese a que ocho de cada diez chilenos habían dicho en un referéndum previo que querían una nueva Constitución, casi el 62 por ciento de los votantes terminaron prefiriendo quedarse con el texto de 1989.

Boric, promotor del «sí», asumió la derrota pero evitó tirar la toalla, dando inicio a un nuevo proceso que vivirá este domingo un nuevo hito. La composición del Consejo Constitucional será clave para determinar la redacción del segundo proyecto constitucional, que no tiene por qué asumir las líneas fijadas por el borrador previo, y para relanzar de nuevo el interés de los ciudadanos en el proceso.

No en vano, los sondeos muestran un creciente desinterés. Un 47 por ciento de los chilenos tiene «nada o muy poco» interés en los comicios de este domingo, según una encuesta publicada este viernes por la firma Criteria y en la que el 62 por ciento reconoce que tiene «nada o muy poca» información sobre estos comicios.

TEMAS |
.
Fondo newsletter