«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
TRAS 23 DÍAS DE MANIFESTACIONES

La oposición boliviana extiende la huelga contra Arce

Manifestantes durante el "paro cívico" en Santa Cruz (Bolivia). Twitter

El líder del Comité Cívico de Santa Cruz, Rómulo Calvo, ha confirmado que el paro indefinido en la región continuará y que las 72 horas que se concedieron de tregua era el plazo dado al Gobierno para que libere a los «presos políticos» tras unas protestas que duran ya más de 20 días y han dejado al menos cuatro muertos.

«No necesitamos que Bolivia nos tenga pena o lástima, necesitamos que se pliegue a las medidas de presión», ha dicho Calvo en una entrevista para la televisión boliviana de la que se ha hecho eco la prensa escrita. «En ninguna parte se dijo que el paro se terminaba en 72 horas», ha aclarado.

«Le dijimos al Gobierno que estamos dispuestos, en 72 horas, a iniciar el trámite de revisión de nuestra relación con el Estado Boliviano porque no escucha, porque nos tiene aislados, porque nos somete, porque nos castiga«, ha protestado.

Las protestas en Santa Cruz -feudo tradicional de la oposición a los gobiernos del Movimiento al Socialismo (MAS)- han cumplido este lunes 23 días desde que se convocaron por la decisión del presidente izquierdista, Luis Arce, de posponer el censo de población, el cual se celebrará finalmente el 23 de marzo de 2024.

Para la oposición, que demanda en 2023 la celebración del censo, su postergación hasta 2024 no solo contraviene la ley, ya que debe realizarse cada diez años, sino que las anteriores estadísticas, que datan de 2012, no son fiables actualmente para redistribuir los presupuestos federales.

Calvo ha remarcado de nuevo que el paro seguirá de manera indefinida hasta que tengan la seguridad de que el censo se llevará a cabo antes de las elecciones de 2025 y ha defendido la viabilidad de celebrarlo en 2023.

.
Fondo newsletter