«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
DENUNCIA UN GOLPE DE ESTADO

Castillo busca apoyo en la OEA para justificar su fracaso al frente del Gobierno de Perú

El presidente de Perú, Pedro Castillo, junto a su gabinete. Europa Press

En un mensaje a la Nación pronunciado el miércoles por la noche, el comunista Pedro Castillo denunció un «golpe de Estado» en su contra. Aseguró que gobernará hasta el final de su mandato (julio de 2026) y que la acusación presentada en su contra por la fiscal de la Nación es inconstitucional.

Acompañado de todo el Gabinete Ministerial, el presidente peruano denunció una presunta alteración del orden democrático por parte de la oposición y el Ministerio Público que le fiscalizan e investigan por los constantes escándalos de corrupción que involucran a su entorno y a él mismo.

«Las fuerzas políticas que sumieron al país en el más grande proceso de corrupción de la historia nacional en los años 90, son las que ahora impulsan, como en aquella época, una modalidad de un nuevo golpe de Estado en el Perú», dijo

Castillo hizo hincapié en que la denuncia constitucional presentada por Patricia Benavides, titular del Ministerio Público, es ilegal. Acusó que, junto al Congreso, hay una «sutil concertación para el complot».

«A la asombrosa celeridad de la denuncia en mi contra, se suma la abierta exhortación de la Fiscal de la Nación al Congreso, al decirles en su mensaje que ella ya cumplió con su labor y ahora le toca al Parlamento hacer lo suyo, poniendo en evidencia la sutil concertación para el complot», dijo.

También habló de falsas declaraciones y «torturas psicológicas» con las detenciones preliminares y preventivas en contra de sus familiares y allegados. «Mi compromiso es el de antes y el de siempre, luchar por terminar con esta lacra que tanto daño hace al país. Sin embargo, si algunos traicionaron mi confianza, que sea la justicia quienes se encarguen de ellos», añadió.

Castillo justificó su pedido ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) de activar y aplicar la Carta Democrática Interamericana para iniciar un proceso de consulta con todas las fuerzas políticas. «Mi gobierno ha pedido la activación de la Carta Democrática Interamericana para iniciar un proceso de consultas con todas las fuerzas políticas, poderes del Estado y las Fuerzas Sociales», aseveró.

Ataques a la prensa

Una vez más, Castillo atacó a la prensa peruana, asegurando que “no le sirva al país”, pues al informar sobre las denuncias en su contra, si bien utiliza las palabras condicionales, su verdadero objetivo es el de «legitimar y normalizar una imagen negativa» de él ante la opinión pública.

«Respetaremos la libertad de prensa como uno los valores esenciales de la libertad humana, pero también tenemos la certeza de que la libertad de prensa no es mentir, ni difamar ni de repetir a diario como verdad consumada Las investigaciones fiscales», acotó.

Coludidos con el poder

El lunes Castillo refirió que los medios de prensa, que se encontraban cubriendo su discurso en el frontis del Palacio de Gobierno, «están sesgados y coludidos con un grupo de poder».

«Ese es el tipo de medios de comunicación que tenemos ahora. Volteen sus cámaras, enfóquenlos a ellos. Esta es la prensa que tenemos ahora, sesgada«, expresó el mandatario en un evento ante licenciados de las Fuerzas Armadas.

«Esos son los medios de comunicación que están sesgados, para mentirle al país coludidos con un grupo de poder que ha mancillado al pueblo peruano, un grupo de poder que no luchó por los verdaderos hombres y mujeres del país, y que están coludidos para sacar lo que quieren, coludidos para forzar la independencia de poderes», agregó.

Por sus declaraciones, la Defensoría del Pueblo le pidió que respete la libertad de expresión y evite los ataques contra los medios de comunicación, al advertir que su discurso hostil ha generado actos de violencia contra los periodistas.

.
Fondo newsletter