«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
PARA BENEFICIAR A UN EXSENADOR AMIGO

Renuncia el presidente del partido de Gobierno en Uruguay en medio de un escándalo judicial

Pablo Iturralde, presidente del Partido Nacional de Uruguay. Twitter

El presidente del Partido Nacional de Uruguay, Pablo Iturralde, ha presentado este jueves su dimisión al cargo después de que salieran a la luz unas conversaciones con el exsenador Gustavo Penadés en las que aseguraba que una fiscal «amiga» tomaría las riendas del caso abierto contra el exparlamentario por presunto abuso y explotación sexual de menores.

Iturralde, que encabezaba desde mayo del 2020 el Partido Nacional del presidente uruguayo Luis Lacalle Pou, ha publicado una carta en sus redes sociales en la que, en primer lugar, tacha de «absolutamente falsa» la información sobre ningún tipo de «incidencia en la asignación del fiscal» en el caso contra Penadés.

«A lo largo de mi carrera política he defendido en todas las instancias las instituciones de la República, el Estado de Derecho y la independencia de la Justicia, y esta no ha sido la excepción», ha manifestado Iturralde, que ha alzado la voz para desmentir «cualquier acusación falsa basada en interpretaciones».

En este contexto, el ya expresidente de los ‘blancos’ -término con el que se conoce también al Partido Nacional- ha informado de que este mismo jueves ha solicitado a la Fiscalía la puesta en marcha de una investigación de oficio «con el objetivo de esclarecer los hechos para que no quede ninguna duda sobre este episodio».

Respecto a su dimisión al cargo, Iturralde ha asegurado que, «dada la sensibilidad política del asunto», es su deber «priorizar el interés del país» y de su propio partido ante cualquier tipo de «pretensión personal». «Desde mi juventud he militado por el Partido Nacional, como lo seguiré haciendo siempre», ha añadido.

TEMAS |
.
Fondo newsletter