'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

'El genocidio musulmán contra los cristianos comenzó hace 1.400 años'

Bashar Warda denuncia la violenta persecución musulmana a los cristianos en Oriente Medio.


«Los cristianos han sufrido la persecución y el genocidio por parte de los musulmanes desde hace 1400 años. El comportamiento inhumano del Estado Islámico no es nuevo». Estas palabras del arzobispo iraquí Bashar Warda han levantado gran polémica en Estados Unidos tras un discurso en la Universidad de Georgetown.
Warda, que se ha limitado a denunciar algo que ya había señalado la ONU anteriormente, ha explicado que la persecución islámica de los cristianos en Oriente Medio comenzó «con la fundación del propio Islam en el siglo VII».
«La realidad es que si esta persecución no acaba, el pluralismo religioso en Iraq y en Oriente Medio no tiene futuro», ha sentenciado. La tesis de Warda coincide exactamente con la del padre James V. Schall, quien escribió en 2016 que la defensa constante de la violencia por parte del Islam se ha practicado «desde el comienzo del siglo VII».
En un ensayo titulado «Realismo e Islam», Schall, quien durante años impartió filosofía política en la Universidad de Georgetown y ha escrito más de dos docenas de libros, insistió en que la religión musulmana debe evaluarse bajo «una lente especial».
«La violencia es intrínseca a la naturaleza del Islam mismo, y no es solo un síntoma de extremismo», explicó Schall, que recordaba los numerosos actos violentos que se han producido durante los últimos años en todo el mundo en nombre de Alá.
«Para realizar una evaluación exhaustiva del Islam, lo primero que debemos reconocer es que es potencialmente violento y ese principio ha quedado demostrado a lo largo de la historia», mantuvo el religioso, que añadió que los episodios de los últimos tiempos «se han visto repetidos a lo largo de la historia».

‘No podemos permitir esto’

Nadia Murad, la joven yazidí de origen iraquí que fue secuestrada, violada y convertida en esclava sexual por miembros del Estado Islámico, realizó un defensa de la cultura cristiana y pidió a la comunidad internacional apoyo para ayudar y proteger a las «minorías oprimidas» de Irak y Oriente Medio.
La joven, ganadora del Premio Sajárov en 2016, aseguró que como ser humano no puede admitir la injusticia y por eso llamó a toda la comunidad internacional a actuar. «Pueden hacer mucho, declarar una zona segura para ayudar a las minorías frágiles y vulnerables y para hacer que haya un ambiente de paz, de convivencia pacífica y que haya un desarrollo de la región», añadió Murad.
Tras recordar que hay más de 3.000 mujeres y niños yazidíes bajo control del ISIS y secuestrados por esa organización terrorista reconoció que, aunque se han liberado muchos territorios, todavía no ha sido posible la vuelta de las poblaciones autóctonas a sus casas. «Tampoco tienen la seguridad y la conciencia total para volver a una vida normal», agregó la joven iraquí.
Así, lamentó que yazidíes y cristianos no tengan voz. «Somos débiles, somos frágiles, no tenemos ningún tipo de defensa», dijo Nadia Murad.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter