'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Cuando Chirac abandonó indignado el palco por pitos a 'La Marsellesa'

En 2002, el entonces presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, abandonó el palco durante la final de la Copa, obligó a retrasar el partido y exigió disculpas a la Federación tras los pitos al himno. 


El presidente del F.C. Barcelona, Josep Maria Bartomeu, defendió esta semana que cuando la afición culé ha silbado el himno «no lo ha hecho para menospreciar ningún símbolo, sino en protesta por determinadas actitudes contra el pueblo de Cataluña en los últimos años».

El separatismo ha montado un Comité en Defensa de al República (CDR) para la final de Copa de este sábado que enfrentará al Barcelona y al Sevilla en el Wanda Metropolitano. El objetivo es «una pitada masiva» al himno y al Jefe del Estado, Felipe VI, considerado el «máximo enemigo del independentismo».


Entre tanto, hay una campaña en las redes en la que se pide suspender el partido si la previsible afrenta tiene lugar. Recuerdan una pitada que tuvo lugar en Francia hace más de una década y la reacción del entonces presidente de la República Jacques Chirac.
Durante la final de la Copa de 2002, un sector de aficionados del Bastia, originarios de la isla de Córcega en la que se desarrolló un fuerte movimiento separatista, optó por pitar los acordes de La Marsellesa, el himno nacionalChirac abandonó el palco indignado, retrasó el inicio del partido y obligó al Presidente de la Federación a disculparse por el escándalo. El presidente del equipo de fútbol también acabó pidiendo disculpas.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter