«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Según 'The Sunday Times'

Los científicos de Wuhan crearon un virus mutante antes del comienzo de la pandemia

Médicos en Wuhan en febrero de 2020. Europa Press

Los científicos de Wuhan, el epicentro de la pandemia de coronavirus que comenzó hace tres años, que trabajaban junto con el Ejército de China, estaban combinando los coronavirus más letales del mundo para crear un nuevo virus mutante justo cuando comenzó la pandemia, informe The Sunday Times.

Los investigadores estadounidenses, que examinaron las comunicaciones top secret interceptadas y la investigación científica, creen que los científicos chinos estaban ejecutando un proyecto encubierto de experimentos «peligrosos», lo que provocó una filtración desde el Instituto de Virología de Wuhan, dando comienzo al brote de Covid-19.

Según informa el mismo medio, los investigadores estadounidenses aseguran que una de las razones por las que no hay información publicada sobre el trabajo es porque se realizó en colaboración con investigadores del Ejército chino, que lo estaba financiando y que buscaba armas biológicas.

The Sunday Times ha revisado cientos de documentos, incluidos informes previamente confidenciales. También han entrevistado a los investigadores del Departamento de Estado de EEUU, incluyendo expertos sobre China. Los investigadores que han intentado encontrar pruebas concluyentes se han visto obstaculizados por la falta de transparencia de China, dice el Times.

Esta investigación señala que el laboratorio de Wuhan había comenzado a buscar los orígenes del virus SARS en 2003, atrayendo fondos del Gobierno estadounidense a través de una organización benéfica con sede en Nueva York. El principal científico de coronavirus de Estados Unidos compartió técnicas de manipulación de virus de vanguardia.

Según el Times, el instituto estaba involucrado en experimentos cada vez más arriesgados sobre coronavirus que recolectó de cuevas de murciélagos en el sur de China. Inicialmente, hizo públicos sus hallazgos y defendía este trabajo porque podría ayudar a la ciencia a desarrollar vacunas.

En 2016, los investigadores descubrieron un nuevo tipo de coronavirus en Mojiang, en la provincia de Yunnan, donde las personas habían muerto por síntomas similares a los del SARS. En lugar de advertir al resto del mundo, las autoridades chinas no informaron sobre las muertes. Los virus encontrados allí ahora se reconocen como los únicos miembros de la familia inmediata de Covid-19 que se sabe que existieron antes de la pandemia de 2020.

Estos virus fueron transportados al instituto de Wuhan y el trabajo quedó clasificado. «La razón por la que se encubrió Mojiang se debió al secreto militar relacionado con la búsqueda [del ejército] de capacidades de doble uso en armas biológicas virológicas y vacunas«, dijo uno de los investigadores estadounidenses, asegura el Times.

Creen que esto condujo a la creación del virus Covid-19 y que se filtró a la ciudad de Wuhan después de un accidente de laboratorio. «Se ha vuelto cada vez más claro que el Instituto de Virología de Wuhan estuvo involucrado en la creación, promulgación y encubrimiento de la pandemia de Covid-19«, dijo uno de los investigadores.

La investigación de EEUU también reveló cómo se hizo evidente que el instituto había estado trabajando en una vacuna antes de la pandemia. «Entrevisté a científicos en Asia que tienen una estrecha relación con el Instituto de Virología de Wuhan», señaló una fuente que recoge el Times. «Me dijeron que creían que se estaba realizando una investigación de vacunas en el otoño de 2019, pertinente a la vacunación contra el Covid-19».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter