«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EEUU RECLAMA 'CONSENSO PARA BUSCAR SOLUCIONES'

Miles de ciudadanos toman el palacio presidencial de la república socialista de Sri Lanka

Levantamiento popular en Sri Lanka. Reuters

Miles de personas han tomado este sábado la residencia del presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, en la explosión de una revolución popular que culmina meses de protestas contra las autoridades por la devastadora crisis económica que azota la nación, la más grave desde la declaración de su independencia de Reino Unido en 1948.

Cientos de miles de personas se han sumado al levantamiento encabezado por los monjes budistas del país y secundado por asociaciones civiles, artistas, profesores, escritores y otros profesionales por las subidas inasumibles en los precios del combustible, la falta de acceso a los bienes de primera necesidad, los cortes en el suministro eléctrico, los niveles récord de inflación y una deuda externa acumulada de casi 50.000 millones de euros.

La oposición decidirá este domingo su plan

La principal coalición opositora de Sri Lanka, Poder del Pueblo Unido (Samagi Jana Balawegaya o SJB), se reunirá este domingo con otros partidos contrarios al Gobierno ceilandés para decidir su plan de acción tras la revolución del sábado que se saldó con la salida del presidente de la autodenominada república socialista, Gotabaya Rajapaksa, y del primer ministro, Ranil Wickremesinghe.

EEUU reclama ‘consenso para buscar soluciones’

Mientras tanto, Estados Unidos ha pedido este domingo a todos los líderes políticos a que actúen con rapidez y en consenso para buscar soluciones «Estados Unidos insta al Parlamento de Sri Lanka a abordar esta coyuntura con un compromiso para mejorar la nación entera», según un comunicado del Departamento de Estado recogido por el ‘Daily Mirror’.

«Instamos a este gobierno o a cualquier gobierno nuevo elegido constitucionalmente a que trabaje con celeridad para identificar e implementar soluciones que logren la estabilidad económica a largo plazo y aborden el descontento del pueblo de Sri Lanka por el empeoramiento de las condiciones económicas, incluida la escasez de energía, alimentos y combustible», según la nota.

Washington también ha llamado a la calma a las fuerzas de seguridad tras los 103 heridos, entre ellos once periodistas, que ha dejado la revuelta del sábado en la capital, Colombo. «El pueblo de Sri Lanka tiene derecho a alzar la voz en paz, y pedimos la investigación completa, el arresto y el enjuiciamiento de cualquier persona involucrada en cualquier incidente violento relacionado con las protestas», ha dicho el portavoz.

Por su parte, la Unión Europea también ha comunicado que «sigue de cerca los acontecimientos en Sri Lanka» y hace un llamamiento «a todas las partes para que cooperen y se concentren en una transición pacífica, democrática y ordenada».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter