«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La calle y los tribunales gobiernan

28 de enero de 2014

Primero fue la llamada cuestión del ‘Gamonal’ y ahora es el TSJM el que marca la política de gobierno en Madrid. Cuidado.

Pueden ser hechos aislados pero cuidado con ellos. Primero fue la llamada cuestión del ‘Gamonal’ en la que la calle decidió en contra del pleno municipal de Burgos, ahora es el TSJM el que marca la política del gobierno autonómico de Madrid.

Si la lección es que no se debe gobernar en contra del cuidadano, bienvenidos sean estos reveses a los políticos bien elegidos. Si la lección es que por mucho que ganes en las urnas no te puedes saltar la ley, loados sean esos varapalos. Pero si la lección es que lo que no ganas en las urnas lo puedes bloquear en la calle o en los tribunales, mal vamos.

La lentitud de la justicia -con presentar una querella puede pasar años hasta que se juzgue el caso-,  y la politización de la misma -siempre puede haber alguien en la judicatura que prime la política a la justicia-, pueden hacer de la vía judicial no una defensa de los derechos del ciudadano sino una vía real de bloqueo del gobierno legitimamente elegido.

.
Fondo newsletter