'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ver la biografía

Órdago

20 de enero de 2014

Cuando lanzas un órdago no vale la marcha atrás, pierdes o ganas lo que te has jugado.

Una de las pocas máximas educativas reales es la que reza: «el que la hace la paga», cuestión distinta, ahí esta la profesionalidad del educador, es que la pague mucho o poco. La ventaja de las tarjertas amarillas o de las expulsiones temporales en algunos deportes es ésta: se paga la falta, pero el castigo no es irreversible.

Cuando se lanza la amenaza, el órdago, y la respuesta del personal a pesar del aviso es tirar para adelante en lo que el amenazador considera una fechoria, no hay margen al acuerdo: el que la hace la paga según lo advertido y así los tres diputados deben devolver su acta. Si no lo hacen y el partido no les echa, es el jefe el que debe dimitir.

Si llegan a un acuerdo en el que ambas partes salen vencedoras, lo ideal antes de la amenaza, el problema seguirá y si bien no se romperá el PSC, tampoco será un partido sino que seguirá siendo, aunque un poco más que antes, una jaula de grillos.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter