«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Biografía

La oveja negra

30 de marzo de 2017

Twitter puede ser utilizado de diferentes maneras, como medio de información, con fin publicitario, como método para acabar con el aburrimiento, como recurso para conocer nuevas amistades…

Paco Sanz utilizaba Twitter para, presuntamente, engañar a la gente. Fingiendo una enfermedad mortal, el síndrome de Cowden, con una esperanza de seis meses de vida, el hombre de los 2.000 tumores llegaba directamente al corazón de los tuiteros. A través de una campaña perfectamente orquestada creada en el año 2010, Sanz conseguía la colaboración desinteresada de aquellos que pretendían acabar con el sufrimiento desesperado de un luchador público que no recibía ayuda de las instituciones.

Según cifras facilitadas por la policía, Paco Sanz recibió unos 250.000 euros de 8.000 personas que no invirtió en gastos médicos.

Sanz necesitaba grandes cantidades de dinero para someterse a un costoso tratamiento en Estados Unidos. Según los investigares, ese tratamiento no existe, por ahora solo se desarrollan ensayos y estudios relacionados con su enfermedad.

Mientras la gente se volcaba con los llamamientos desesperados de Sanz, el presunto estafador disfrutaba de una vida de lujos y caprichos, coche nuevo, clínicas privadas, aparatos de tecnología, viajes de placer, ropa de marca, restaurantes caros…

La publicación de las tomas falsas de los vídeos de Sanz, con burlas y gestos de menosprecio a los donantes anónimos (y no tan anónimos), ha supuesto un insulto directo para aquellos que un día decidieron colaborar. La participación de los padres y de la novia de Sanz en el montaje añaden una dosis de indignación a las imágenes publicadas en televisión.

Como ocurre con todas las estafas, tarde o temprano acaban saliendo a la luz. Una denuncia de un particular afectado directamente por el caso puso a la Policía de Puente de Vallecas en alerta.

Paco Sanz, en libertad sin fianza, se enfrenta ahora a una acusación por estafa, blanqueo de capitales y apropiación indebida. La Justicia lo pondrá donde merece.

Resulta complicado ejercer ahora una defensa de aquellos que solicitan ayuda en las redes sociales, pero es imprescindible hacerlo. Hay muchas personas que necesitan de la caridad de inocentes colaboradores para conseguir una vida digna. Sanz es solo una oveja negra del sistema.

Sigamos cooperando, por favor.

.
Fondo newsletter