«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Escuece que las víctimas no sean marionetas

De todos los colores y siempre que ha habido ocasión. A la Iglesia y a las víctimas del terrorismo se les viene negando sistemáticamente desde hace años la libre participación en la vida política por la sencilla razón de que no han cedido a los constantes y persistentes intentos de los partidos políticos por convertirlas en marionetas de sus intereses. Hay otros muchos grupos sociales sobre cuyo derecho a opinar de cuestiones políticas, a movilizarse a favor o en contra de decisiones políticas, no se cuestiona. Pero los curas y las víctimas son otra cosa porque tienen tan claras las cosas que resultan impermeables a las trabajadas técnicas de manipulación política.

Este miércoles, muchos medios progresistas se lamentaban al unísono de los ataques que los hacker perpetran contra sus servidores haciendo inaccesibles sus páginas web. Y se lamentaban con similar desasosiego por la decisión de las asociaciones de víctimas del terrorismo de convocar una manifestación el próximo domingo en repulsa a la derogación de la doctrina Parot por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). De la situación repugnante que genera esa sentencia responsabilizan a los políticos, a todos los políticos que han gobernado en España desde que estrenamos democracia. ¿Pensaban a caso que las víctimas que clamaban en las calles contra la negociación con ETA durante el Gobierno de Zapatero se iban a quedar en casa por la sola razón de que gobierna el PP? No será el domingo la primera vez que se manifiesten desde que Rajoy ocupa La Moncloa. Ya lo hicieron el año pasado, frente a Génova y a la sede del Ministerio del Interior y con marchas a varias prisiones, tras la excarcelación de Bolinaga, el secuestrador de Ortega Lara.

El que más claro lo cuenta, lo del escozor por la independencia de las víctimas, es elplural.com con un titular sin ambages: “Quienes iban de la mano con el PP contra ZP para sacar rédito electoral del terrorismo, se vuelven contra Rajoy”. El digital que dirige Enric Sopena da por bueno que las víctimas, o al menos algunas víctimas, iban a algún sitio de la mano del PP y que ese sitio era el rédito político. Y también compra que ahora esas mismas víctimas se revuelven contra Rajoy pese a reunirse con él ayer por la tarde. Y no se plantea que las víctimas iban de la mano de todos los españoles de bien contra la negociación con ETA para hacer justicia y honrar la memoria de sus muertos. Ni que ahora se revuelven contra la excarcelación de los asesinos de sus familiares tras una sentencia del TEDH que evidencia lo ellas denuncian: que todos los políticos que han gobernado la España democrática son responsables de no haber modificado a tiempo la legislación que hubiera evitado esta situación vomitiva.

Los demás dan por sentada la permeabilidad de las víctimas a las jerigonzas políticas con titulares como: “El Presidente recibirá a las víctimas para calmar a la AVT” (público.es) o “El Gobierno y el PP tratan de rebajar el malestar de las víctimas del terrorismo” (Cadena SER, que añade “Los populares tratan de evitar que la manifestación de la AVT por la sentencia de Estrasburgo vaya contra el Gobierno”).

Sin embargo, el periódico digital progresista y los demás se equivocan porque ni los curas buscan rédito electoral cuando cargan contra el PSOE o el PP al criticar las políticas tendentes a legalizar un delito del cariz del aborto ni a las víctimas les mueve ningún interés partidista cuando atacaban al PSOE por negociar con ETA bajo cuerda o al PP tras la liberación del etarra Bolinaga ni cuando el domingo ataquen al PP, al PSOE y hasta a la UCD por no haber evitado mediante modificación legislativa en tiempo y forma que el TEDH y el fin de la doctrina Parot siembren de infamia España.

TEMAS |
.
Fondo newsletter