«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

‘El Mundo’ y ‘El País’ se hermanan contra el PP

Este patio nuestro, tan particular, de los medios tiene hoy que arrancar, sí o sí, con la cruzada emprendida por El Mundo contra el PP. Ya la portada es 100 por cien pedrojotiana : “El PP valenciano se financió con dinero negro, según Hacienda”. Vean como, ya de entrada, nuestro Bernsteisn logroñés matiza el tiro –por si acaso– y apunta al PP valenciano, no al PP. Y reconoce en la información que ofrece en páginas interiores que muchos de los nombres que podrían tener una presunta responsabilidad en esa hipotética contabilidad B ya no están en la primera línea de fuego. Pero tu enmierda Pedro, que algo queda. Enmierda hasta con las fotos porque, aunque luego no los cites en la información, se te ve a la legua el paso corto, la vista larga y la pésima intención de ilustrar la página con fotos de Carlos Fabra, que estos días afronta un juicio en Castellón por un asunto que nada tiene que ver o de Sonia Castedo, la alcaldesa de alicante. Si esta última fuera del PSOE, la sin par Valenciano se habría apresurado a defenderla con algún estúpido argumento del tipo: “se meten con ella porque es mujer”…

 El País acompaña a El Mundo en el ataque furibundo al PP aunque por vía diferente: “Madrid reclama a Rajoy una nueva financiación antes de tres meses”. Y ofrece sus páginas al presidente de la comunidad madrileña, Ignacio González, para que explique en detalle su propuesta, a la que el propio sucesor de Esperanza Aguirre da en titular: “Un sistema mejor para España”. El artículo de González es impecable y en él se vierten ideas tan sensatas como por ejemplo que no hay que mezclar el debate de la financiación con el de la independencia. El diablo está en la información que lo arropa: “El País consulta a los barones del PP una alternativa a la propuesta de Camacho”. Les ahorro el contenido pero ya pueden imaginarse… cuerpo a tierra. El caso es que ambos rotativos se parecen, cada vez más, y esto me preocupa notablemente. Dirán ustedes que me preocupo por unas tonterías… pero uno es un clásico, y si alguien me dice hace, pongamos ocho años, que iba a ver hermanados en el ataque a Cebrián y a Pedro J., le hubiera recomendado que dejara lo que estaba tomando.

Dejamos el papel y nos vamos de chiringuitos digitales. Hoy nos vamos a centrar en uno cuyos comentarios, los de su director o propietario o lo que sea, resultan especialmente miserables –lo decimos no como insulto sino como descripción de una catadura moral: la del tal Sopena.

Se refiere, cómo iba a dejar pasar el acontecimiento a la beatificación en Tarragona de 522 mártires de la Guerra Civil, asesinados salvajemente por los mismos que “sufrieron el golpe de Estado contra la legalidad vigente” en terminología políticamente correcta de la actual izquierda superguay y de la derecha acomplejada. Dice el ex director de RNE, que Pío XII, Juan XXIII y Pablo VI descartaron beatificar a las víctimas de la Guerra Civil.

Y critica, al Papa Francisco, a Benedicto XVI y a Juan Pablo II por haber activado estos procesos. La rabia Sopeniana no acaba aquí. Continúa escribiendo que “no debe olvidarse que las numerosas peticiones de que la Iglesia española pidiera perdón por haberse fusionado de facto con el régimen del dictador nunca han sido contestadas por la cúpula eclesiástica”. A éste tipo alguien debería limpiarle la baba del resentimiento y recordarle que si alguien encarnó y amparó por excelencia aquellas barbaridades fue su admirado Partido Socialista, el de la época. El de Largo –¿ Caballero ?– al que el propio Stalin tuvo que llamar la atención por carta por sus excesos. Lexatín Sopena. Los partidos empiezan y terminan. Y no suele funcionar pedir prórroga y minutos de descuento 70 años después. 

Eurico Campano

TEMAS |
.
Fondo newsletter