«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Nelson Mandela: cárcel, resurrección y muerte

Sí, lo sé, el titular es lo suficientemente extraño como para que les deba una explicación. Y como se la debo, se la voy a dar. Mi fuente de inspiración no es otra que El País, que durante el pasado fin de semana nos ha presentado al ex presidente sudafricano como un santo laico –es literal–. He tratado de buscar en el citado diario, con la sana idea de encontrar, alguna referencia de por qué fue encarcelado Nelson Mandela. No la he hallado. Es de sobra conocido su pasado terrorista, su defensa durante buena parte de su vida de la llamada lucha armada como medio legítimo para conseguir objetivos políticos y también ha sido recordado en los últimos días su alegato ante el tribunal que le condenó a cadena perpetua. Bien. Sus veintisiete años de cárcel obraron en él una resurrección vital, mucho antes de su muerte. Abjuró del marxismo y también de sus amistades peligrosas con sanguinarios sátrapas, como Castro o Mugabe. Aún le quedaban sus últimos años al frente de su país y su obra de reconciliación, más o menos, culminada. En suma, el personaje con sus luces y sombras y con menos toneladas de esa insufrible mermelada cursilona con la que tendemos a untar por toneladas los periodistas a todos los líderes de talla equiparable. ¿Entienden ahora el orden de los factores en nuestro titular ?

El otro gran argumento informativo con el que hemos arrancado la semana, éste ya en clave más doméstica, es esa entrevista concedida por el presidente del Gobierno a cinco diarios europeos, entre ellos, como no, nuestro viejo El País, qué haríamos sin él. La foto de la edición digital del diario presenta a un Mariano Rajoy coronado con una aureola de focos que me resisto a creer que sean reales… tampoco digo yo que sea un montaje pero es que si hubieran invertido media tarde en colocarle no hubiera salido mejor. ¿Otro santo laico para El País ?… puede. No sería de extrañar que por tal le tuvieran. Y es que Rajoy preside un Gobierno cuya vicepresidenta ha tenido la generosidad de facilitar al diario de Cebrián nada menos que 400 millones, vía dos empresarios de postín cuyos nombres todos ustedes conocen, para aliviar, al menos en parte su delicadísima situación financiera.

Dice Mariano Rajoy, entre otras muchas cosas, que lo que más le preocupa es que “Alemania tenga claro adónde vamos”. Lógico. No sé por qué se rasga las vestiduras por tamaña obviedad la prensa progresista. Como si hubiera alguien en este país que aún no se hubiera enterado de que una alemana y un italiano, Merkel y Draghi, son los artífices de que España, poco a poco esté sacando la cabeza del hoyo en el que nos metieron sus adorados Zapatero, Rubalcaba y Solbes.

Merkel , Draghi y por supuesto Rajoy, que se negó en varias ocasiones a que España fuera intervenida, tal y como sugerían algunos apóstoles de la progresía económica y el diario que protagoniza hoy monotemáticamente nuestro paseo diario. Estos días,por cierto, el Eurogrupo vuelve a someter a examen a los países de la UE que sí fueron formalmente intervenidos: Grecia, Portugal e Irlanda. Ninguno de ellos, a día de hoy, está mejor de lo que estaba antes de llegar los hombres de negro a tomar el control de sus respectivas economías.

Terminamos con un apunte económico que les va a gustar. Cuenta Cinco Días que las SICAV, famoso vehículo de inversión –para quienes aún no lo sepan– utilizado por fortunas, tampoco necesariamente tan grandes para optimizar su factura fiscal, se multiplican en España. Eso está bien. Al fin y al cabo, dinero llama a dinero, aunque al trabajador de a pie que vive de una nómina estas cosas puedan cabrearle, habida cuenta de la subida de tramos medios y altos practicada por el Gobierno presente desde su llegada al poder.

Eurico Campano 

TEMAS |
.
Fondo newsletter