«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Steve Vai pone música a la luz

El guitarrista presenta su nuevo disco que intenta encajar en una trilogía que luce, en un primer momento, ininteligible

La entrevista con Steve Vai comenzó preguntándole por su desayuno, para romper el hielo. El norteamericano, sonreído, confesó que tomó yogur con granola, una taza de café y agua mineral. «Muy ligero», confesó al otro lado del teléfono.

Luego entramos en materia, su nuevo álbum The Story of Light, con 12 canciones que conforman la segunda parte de una trilogía que comenzó en 2005 con Real Illusions. Es un disco conceptual pero accesible, cuyo concepto comenzó a forjarse a partir, apenas de tener el título.

«La historia ya la tenía en la cabeza desde hace años. De hecho la escribí completa antes de hacer los discos y al componer las canciones revisaba para aplicarla a las canciones. Cada tema describe personajes e historias, aunque por ahora es difícil que se entienda escuchando los discos. Mi idea es terminar la trilogía y crear luego un disco con las canciones en orden y la historia escrita completa para que se entienda», afirma Vai consciente de que a sus canciones, mayormente instrumentales, cada quien puede asignarle significados propios. «Es lo bello, ni siquiera el compositor puede dictar lo que siente la gente».

 

El sonido de su cabeza

El álbum contiene canciones de distinta estética y concepto. «Por ejemplo, ‘Mullach a tSí’ está basada en la melodía y fraseo, e inspirada, del canto celta», dice el virtuoso guitarrista quien muestra menos arreglos orquestales en favor de más detalles solitarios. En este tema suena un harpa «porque quería incluir sonidos con colores distintos».

En el disco se mezclan estéticas rock con soul, blues y hasta gospel, especialmente en los temas «John The Revelator» y «Book of the Seven Seals», que parten de un tema original de Blind Willie Johnson, pero que se convierten en una muestra compleja de arreglos, mucho más allá de la guitarra de Vai y sus efectos de sonido. «Cuando escuché la canción original en mi cabeza yo oía otro montón de cosas, como unas guitarras fuertes, un coro gospel, y en mi mente había una producción muy grande. Esa idea se quedó en mi cabeza, me dominó, y tuve que buscar cómo hacerla realidad. Sabía que quería hacer la canción con muchos elementos». Para eso compuso sus partes de guitarra y contrató un coro, además de tener las grabaciones originales de una escuela coral de Illinois (EEUU), «Busqué que todo sonara como en mi cabeza, pero no quería que sonara tradicional, sino como algo nuevo».

En esos temas canta Beverly McClellan, salida de The Voice, pero que Vai conoció en un evento. Luego se enteró del reality show. «No sabía de ese programa, mi esposa lo comentó después», dice quien canta junto a Aimee Mann en «No More Amsterdam».

La canción que da título al disco, «The Story of Light», tiene cantos en ruso «porque había unos diálogos que necesitaba incluir. Probé inglés y otros idiomas, pero el ruso dio la dinámica precisa porque es muy bello, aunque yo no hablo ruso», confiesa.

Sin embargo, lo que más llama la atención es el concepto de una luz no física, sino espiritual o emocional. Vai dijo sentirse orgulloso de que eso pueda entenderse al escuchar su disco. «Trabajé mucho para transmitir esa idea, que es mi idea. Siempre he estado interesado en la conciencia espiritual, la luz a la que me refiero es la conciencia que ilumina el mundo. La luz es la vida, lo que en verdad somos, y eso no es nada místico sino una realidad», explica el compositor.

Luego de trabajar durante meses, escribir las canciones y grabarlas, entrega un álbum que busca darle concepto a esa idea, «pero nadie tiene que preocuparse por esas cosas, porque la música es para quien la disfrute de cualquier forma», según el compositor, que afirma haber hallado ese significado, aunque «cada quien tiene que encontrar el suyo».

 

TEMAS |
.
Fondo newsletter