Jaime Revés

Un nuevo Dos de Mayo

“¡Que nos lo llevan! ¡Que nos lo llevan!”. El grito del cerrajero José Blas Molina resonó en las calles de Madrid. El pueblo veía confirmadas sus sosp…