Alberti, entre poesías y paseos al enemigo fascista