«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Nadie hablará de vosotros cuando hayáis muerto

Vaya por delante que la lucha contra la llamada ‘violencia de género’ -la que se refiere sólo a mujeres víctimas de hombres-, es obligada. Pero, ¿por qué no lo es la otra violencia? ¿Por qué los hombres asesinados por sus parejas no importan a nadie?

La realidad de la violencia intrafamiliar en España es distorsionada habitualmente por medios de comunicación e instituciones volcadas en la criminalización del hombre. Sin embargo, los datos ofrecidos por los informes -no actualizados- del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) demuestran que los hombres también mueren a manos de sus parejas, aunque esto parece no importarle a nadie.
Luchar contra la mal llamada violencia de género, que oficialmente se refiere solamente a víctimas femeninas víctimas de sus parejas masculinas, es obligado. Pocas cosas son tan ruines como el abuso de fuerza que suele acompañar a este tipo de agresiones que en ocasiones acaban con la muerte de la mujer. Pero esta lucha contra el maltrato de las mujeres no puede justificar bajo ningún concepto que se oculte la otra realidad, la de los miles de hombres que son maltratados y asesinados por sus parejas.

58 hombres

El último informe publicado por el CGPJ, que se realizó en el año 2016 y que comprende los datos dentre 2008 y 2015, muestra como 58 hombres fueron asesinados a manos de sus parejas (mujeres u hombres), la mitad de ellos tras haber denunciado maltrato psicológico y físico previamente. Unos datos que no se publican con la misma profusión que los casos de violencia en los que la víctima es de sexo femenino.
Además, los números son claros, en los tres últimos años del estudio el número de muertos ha ascendido dramáticamente pasando de cuatro asesinados por sus parejas en 2012 a 10 en 2015. El mismo informe recoge también que la comunidad autónoma en la que más asesinatos de hombres a manos de sus parejas se produce es en Andalucía.
La edad media de las víctimas, siempre según el informe del CGPJ es de 54 años y el 75% de ellos seguía conviviendo con su asesina o asesino durante el momento del crimen. Por origen, la mitad de los crímenes se dan en parejas formadas por ambos miembros españoles. En un 20% de los casos la víctima es española y el asesino es extranjero y en un 30% de los crímenes ambos eran extranjeros.
En cuanto a los autores, la edad media es de 49,5 años y concentraron sus asesinatos en el mes de julio. Es muy llamativo el método empleado para asesinar a sus parejas, ya que el 80% de los agresores recurre a armas blancas.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
.
Fondo newsletter