«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ADEMÁS GOOGLE TENDRÁ QUE HACER FRENTE A UNA MULTA MILMILLONARIA DE LA UE

La Inteligencia Artificial hace mella en las grandes tecnológicas: Google y Amazon despiden a miles de empleados

Logo de Google. Europa Press.
Logo de Google. Europa Press.

La primera alarma por despidos masivos en las grandes tecnológicas saltaba este miércoles de la mano de Amazon: se filtraba un email interno en el que se adelantaba la salida del gigante estadounidense del comercio electrónico de cientos de empleados de la plataforma de Prime Video y MGM Studios. Aunque todavía no se sabe a cuántos trabajadores afectará esta vez la reducción, Amazon ha eliminando más de 27.000 puestos de trabajo en casi todas las áreas de la empresa desde el año 2022.

Este jueves el hacha de los despidos recaía también sobre Google. La compañía está recortando cientos de puestos de trabajo en los sectores de servicios digitales y hardware, así como en el equipo de ingeniería. La decisión de reducir costos en estos sectores estaría, según fuentes internas de la propia empresa, vinculada a la competencia de la inteligencia artificial de Microsoft y OpenAI, creador de ChatGPT, que están poniendo en crisis el negocio principal de búsqueda de Google.

El grupo tuvo que confirmar las noticias de que recortaría cientos de puestos de trabajo en su subsidiaria de Asistente de Voz, lo mismo que en el equipo de hardware responsable de Pixel, Nest y Fitbit, y la mayoría de las personas en el equipo de realidad aumentada dejarán la compañía. La reducción de personal también afectará a cientos de puestos en el equipo central de ingeniería. De hecho, la carta avisando de las próximas bajas ya se ha enviado a la plantilla, aunque los empleados no saben a cuáles de ellos van a afectar los recortes. Además, la compañía podría decidir seguir prescindiendo de personal hasta llegar al millar de trabajadores.

El año no ha empezado bien para el buscador más famoso del mundo, que sólo en 2023 se vio obligado también a despedir a más de 12.000 empleados para reducir costes por las pérdidas que producen los sistemas de Inteligencia Artificial de la competencia. Este 2024, sin embargo, parece que las salidas no llegarán a tanto.

Sí habrá bajas también entre los altos ejecutivos: como parte de la reorganización, Google está adoptando un modelo de organización funcional parecido al de Apple, tratando de unificar bajo el mando de un mismo equipo la ingeniería de hardware para Pixel, Nest y Fitbit.

Las malas noticias no acaban aquí. También el jueves la Abogada General de la UE proponía al Tribunal de Justicia que confirme la multa de 2.400 millones de euros que la Comisión Europea impuso a Google por favorecer a su propio servicio de comparación de productos frente a los de sus competidores.

La opinión del Abogado General no es vinculante para el TJUE aunque la gran mayoría de las sentencias dictadas por el Alto Tribunal europeo siguen la línea marcada previamente por estos dictámenes.

Según constató la Comisión y confirmó el Tribunal General, Google se sirvió de su posición dominante en el mercado de los servicios de búsqueda general como palanca para favorecer a su propio servicio de comparación de productos mediante la presentación preferente de sus resultados.

Esto tuvo como consecuencia que los usuarios hiciesen ‘click’ más a menudo en los resultados de los servicios de comparación de productos de Google que en los de sus competidores, por lo que el desvío del tráfico de datos de la página de resultados generales de Google no se debía a una mejor calidad de su servicio de comparación de productos, sino únicamente al autofavoritismo y al efecto de palanca generado mediante la página de resultados generales, lo que redunda en una explotación abusiva de su posición dominante en el mercado de servicios de búsqueda en Internet.

La Comisión concluyó que Google había abusado de su posición dominante en los mercados de servicios de búsqueda general en Internet y de los servicios de búsqueda especializada de productos, y le impuso, por ello, una multa de 2.424.495.000 euros, de la que Alphabet, en su condición de socio único de Google, responde solidariamente por un importe de 523.518.000 euros.

TEMAS |
.
Fondo newsletter