«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El esfuerzo fiscal es un 17,8% superior al de la UE

La presión fiscal en España ha aumentado casi 30 veces más que en el conjunto de la UE durante el gobierno de Sánchez

Pedro Sánchez y María Jesús Montero en el Congreso de los Diputados

La presión fiscal ha subido 30 veces más durante el mandato de Pedro Sánchez, pasando de un 35,2% en 2018 a un 39% sobre el PIB en 2023, mientras que en el dato medio europeo fue apenas una subida de un 0,1%. Según ha calculado el Instituto de Estudios Económicos (IEE), la presión fiscal en España ha aumentado en casi 140.000 millones de euros.

Por otro lado, el esfuerzo fiscal de España para contribuir a las cuentas públicas es ya un 17,8% superior al de la UE, según asegura el IEE. Afirman que España está entre las economía dentro de la OCDE con «peor competitividad fiscal y con un fuerte retroceso en la actual legislatura».

El centro de estudios de la CEOE ha señalado que hay dos figuras tributarias que tienen una «mayor presión fiscal normativa». En primer lugar, el impuesto sobre sociedades está entre los seis más gravosos de la OCDE, que presenta una presión fiscal normativa un 28,9% más elevada que la media de la UE, y un 20,9% superior al del promedio de la OCDE.Y por otro lado, está la imposición patrimonial, que es la segunda más elevada de toda la OCDE, tan solo por detrás de Italia, de los 38 países analizados. En este caso, la posición de España es un 39,6% más alta que la de la UE, y un 37,3% más que el promedio de la OCDE.

Además, las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social suponen ya en España el 25,2% del total de la recaudación, mientras que en la UE la media es del 17,7%. Por tanto, nuestras empresas aportan un 32,4% frente a un 25,8% de las europeas, 6,6 puntos más que la media comunitaria. En términos nominales, las empresas sociales aportarán casi 56.000 millones al Estado, mientras que en las sociedades europeas serán casi 12.000 millones

En cambio, la ministra de Hacienda y vicepresidente primera del Gobierno, María Jesús Montero, elogia la salud económica y financiera del país y ha defendido la gestión del Ejecutivo, alegando que cada año ha cumplido con las tasas de referencia comprometidas con Bruselas. Además, afirma también que el hecho de que suba la presión fiscal es algo bueno: «Si una comunidad autónoma recauda más de lo que tiene previsto y eso hace que el parámetro de presión fiscal aumente, ¿es bueno? Yo creo que sí, yo creo que sí».

.
Fondo newsletter