«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Se trata de una subida mayor a la prevista por el gobierno

Las pensiones supusieron 47.000 millones en abril tras crecer un 10,8% con respecto a 2022

Sánchez jugando a la petanca con un grupo de pensionistas.
Sánchez jugando a la petanca con un grupo de pensionistas.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social publica todos los meses un informe donde muestra la evolución mensual de las pensiones contributivas del sistema de la Seguridad Social. Además, da todos los datos de los cinco diferentes tipos de pensiones contributivas que tenemos en nuestro país: incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y favor familiar.

Gracias a ello, es posible analizar mes a mes, trimestre a trimestre o año a año, su evolución y de lo que sucede con una de las partidas más importantes de la economía del bienestar. Así, durante este 2023, año electoral, el Gobierno tomó la decisión de subir las pensiones un 8,5%, mientras los salarios de los empleados públicos subían un 3,5% y los de los trabajadores en las empresas privadas suben lo que se puede negociar entre trabajadores y empresarios para evitar el cierre de muchos negocios.

La gran pregunta, ahora que ya han pasado cuatro meses de pagos, es si realmente la subida del 8,5% es correcta, si ha sido aplicada, y si está costando más o menos a las arcas públicas, que son las que tienen que proporcionar el dinero, porque, como es conocido, con las cotizaciones sociales nunca llega lo suficiente como para pagar todo.

Con estos datos, se puede ver que en el año 2022 lo pagado en total por pensiones contributivas llegó a 43.081 millones de euros, mientras que este año se han alcanzado los 47.732 millones, lo que supone 4.652 millones más que el año pasado y por lo tanto un incremento no del 8,5%, sino del 10,8%.

Estos números muestran que a final del 2023 se están rondando unos 14.000 millones de gastos superiores al 2022, lo cual va a obligar a buscar 14.000 millones de euros en impuestos para poder pagar sólo este exceso de gasto.

Por lo que también se puede ver, no todas las pensiones han subido en igual proporción.

Así, tenemos que para los españoles acogidos a la incapacidad permanente el coste de sus pensiones sólo ha subido un 7,65% y su pensión media se ha colocado en 1.120 euros mensuales.

La pensión por jubilación ha crecido en 3.594 millones, lo que equivale a un incremento del 11,54% y su pensión media ha llegado a los 1.373 euros mensuales.

La pensión por viudedad crece un 9,46% y se coloca en una pensión media en 850 euros mensuales. La de orfandad crece un 8,85% y así y todo se queda en 477 euros mensuales y la de favor familiar, que es la segunda que más crece en gastos, un 11,5%, se coloca de media en 699 euros.

Está claro que la subida del 8,5%, dado el incremento de número de pensionistas, ha llevado a un 10,8% de incremento del gasto y todo es debido a que en abril de 2022 había 9.001.585 pensionistas censados y cobrando su pensión mes a mes y este abril esa cifra ha pasado a ser de 9.082.603, lo que supone un incremento de 0,9%, mientras que el número de pensiones totales ha pasado de 9.929.502, en abril del 22, a 10.026.535 en abril del 23, lo que supone un incremento del 0,98%.

Así que, según los cálculos de Moncloa, con esta subida sería posible atraer a 81.018 votantes más en favor del socialismo.

.
Fondo newsletter