'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los créditos rápidos ante la mala planificación de la economía doméstica

La concesión de un crédito es siempre una noticia bien recibida. Las personas que precisan un aporte de capital extra y que no tienen suficiente con sus ingresos mensuales ven en los créditos rápidos una especie de salvavidas. De repente, esa necesidad urgente desaparece, pero el solicitante ha de enfrentarse a una nueva realidad: hacer lo posible para devolver el dinero en el plazo previsto.
Si no se ha realizado un estudio previo de la economía familiar, la devolución del préstamo puede crear un nuevo motivo de angustia y llevar a decisiones equivocadas, como solicitar otro crédito para cubrir el anterior. Se entra entonces en un círculo vicioso del que resulta muy complejo salir.

Deudas programadas

En Kredito24, una de las empresas de préstamo rápido con mayor trayectoria en España, conocen bien este problema. La falta de planificación de algunos clientes puede llevarles a situaciones delicadas, como no poder afrontar los pagos e ir acumulando deuda. Por eso importante realizar analizar a fondo las posibilidades antes de embarcarse en conflictos.
Los créditos rápidos son un balón de oxígeno, pero, en opinión de los expertos, han de solicitarse con cabeza. La clave está en la planificación. Los préstamos rápidos pueden resolver imprevistos y ayudar en las compras programadas, pero no han de servir para corregir los errores de una mala gestión de los ingresos. Cuando la urgencia de un crédito viene motivada por una actitud irresponsable, el problema, lejos de solucionarse, se puede incluso incrementar.
Para evitar caer en situaciones complicadas, como la incapacidad de devolver un crédito y la morosidad, es fundamental concretar las acciones de compra de forma programada. Los especialistas en consumo recomiendan planificar el gasto siempre en función de la capacidad económica. Y si llegado el caso, se ha de solicitar un crédito, ha de haber el convencimiento de que podrá devolverse en tiempo y forma.

Regla del gasto

La web de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) y el Banco de España ofrecen a los consumidores una serie de consejos sobre economía familiar. Un elemento decisivo en atender a las regla de los porcentajes. El cálculo parte del total de ingresos familiares y establece el gasto en función de los siguientes parámetros:

  • 50% para gastos habituales: vivienda, suministros, colegios, alimentación y hogar, etc.
  • 20% para imprevistos o gastos no planificados
  • 30% destinado al ahorro

Con esta distribución del dinero en principio no haría falta solicitar créditos adicionales. El problema en España está en los ingresos, que por lo general resultan insuficientes, y en los precios de la vivienda. Los alquileres son cada vez más altos y muchas familias han de soportar hipotecas elevadas, por eso su capacidad de ahorro es muy limitada o casi nula.

Educar para la economía

Los expertos en economía ponen énfasis en la necesidad de educar a los niños para fomentar un consumo responsable y una planificación del gasto. Valores como la organización, el ahorro y la cultura del esfuerzo se consideran clave y han de ser un referente tanto en la escuela como en el ámbito familiar.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter