«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
6 de enero de 2024

Cuidemos la noche de Reyes

Los Reyes Magos saludan desde el balcón del Ayuntamiento de Palma. Tomás Moyá

Dicen, y no engañan, así que el que lo dijo no debe de ser un ministro de Pedro Sánchez, que una infancia feliz dura toda la vida. Cualquiera de nosotros que haya tenido esa fortuna recordará la noche de Reyes como uno de los más formidables puntales de la felicidad. Los nervios de la ilusión, los sonidos de las casas vivas, el rumor de las pisadas de los camellos, los ecos lejanos en la duermevela de las voces de Sus Majestades… y la mañana del 6 de enero, sin necesidad de poner una alarma, todos en pie y milagro en el salón.

La noche de Reyes forma parte de la identidad de los españoles de una manera singular. Tan extraordinaria, que en torno a ella hay un gran pacto no escrito, pacto de Estado sin duda, que obliga a cualquier persona, institución y medio de comunicación a preservar la ilusión bajo pena de repudio inmediato que no puede ser recurrida.

Por todo lo anterior y, lo que es más importante, por todos los recuerdos personales de cada uno de los millones de españoles que en algún momento sintieron las mariposas en el estómago de una noche tan prodigiosa, es por lo que nos entristece ver cómo los políticos de ciertas regiones se afanan en destruir, en beneficio de la construcción de un falso hecho diferencial, la noche de Reyes. El nacionalismo, incluso el híperregionalismo, ha creado con el dinero de nuestros impuestos —y no cabe mayor fechoría— seres absurdos, burlescos, algunos, de una notable cutrez, para sustituir a los Reyes Magos, hacer política separatista y desfigurar el aspecto religioso inmanente de una noche de ilusión.

No lo consintamos. Contra el nacionalismo y sus aliados, esos amargados laicistas anticristianos, exijamos a los poderes públicos la conservación y la promoción de una tradición cristiana que es parte importante de nuestra identidad. Pero sobre todo, exijamos que nadie altere por motivos siniestros la ilusión de un niño.

Noticias de España

.
Fondo newsletter