«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
15 de febrero de 2022

El enemigo de la democracia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (foto: Alejandro M. Vélez / Europa Pres)

Ante la pretensión de algunas voces socialistas y, por desgracia, de algunas —pocas, de momento— populares de que ambos partidos empiecen a ensayar en Castilla y León una alianza del bipartidismo, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, investido gracias a los votos de los herederos de ETA y los que fueron recogiendo las nueces ensangrentadas, los golpistas catalanes, el neocomunismo que no le iba a dejar dormir y algún que otro exfranquista mutado a regionalista como Revilla, ha confirmado su disposición a permitir con su abstención la investidura del popular Fernández Mañueco. A cambio, atención, de que el PP rompa los pocos acuerdos que tenga con VOX y señale a la formación de Santiago Abascal como el enemigo de la democracia.

No hace falta decir más, sobre todo a los lectores informados y formados de La Gaceta de la Iberosfera, para que nos ratifiquemos en que nos gobierna un inmoral, digno heredero de Rodríguez Zapatero, con la decencia justa para no ir desnudo por la calle. Sin embargo, y por desgracia, nos vemos obligados a añadir que Pedro Sánchez no es el único que carece de vergüenza. Son una minoría, pero son legión.

En los próximos días y semanas, tras el batacazo de la izquierda en Castilla y León, que sigue al estrepitoso fracaso del socialismo en Madrid, la presión mediática y política para que el Partido Popular se avenga a ensayar grandes coaliciones con esa izquierda derrotada y ponga más cordones sanitarios a VOX será poderosa. Habrá personas relevantes de las que tenemos el mejor de los conceptos que nos helarán la sangre con declaraciones en contra de VOX y en favor de la impostura moderada de querer gobiernos pactados por el sanchismo y el PP.

Dirán, y será falso, que el partido de Jorge Buxadé y Hermann Tertsch es antieuropeo. Dirán, y será mentira, que VOX, que ha promovido la mayor alianza en toda la Iberosfera con nuestros hermanos americanos y contra el comunismo, es un partido xenófobo. Dirán, y será una canallada, que VOX, el partido de Marta Castro, Rocío de Meer, Macarena Olona, Rocío Monasterio, Reyes Romero, Carla Toscano, Patricia Rueda, María Ruiz, Cristina Esteban y tantas otras, es un partido machista. Dirán, y será estúpido, que un partido como VOX que quiere el máximo cuidado a la hora de conceder la nacionalidad española, que es lo más serio que se le puede conceder a una persona, es un partido racista.

En los próximos días y semanas, la operación de estigmatización del partido de José Antonio Ortega Lara y de Santiago Abascal, avanzará. No hay duda de ello. Será el momento de conocer quién es quién en la política y en los medios de comunicación en España. A muchos ya los conocemos. Los otros, los que por un interés sobrevenido —un cargo, una paga, una concesión, un sillón de tertuliano— sean capaces ahora de empezar a mentir y acusar a VOX de lo que VOX no es, son los que no podemos ni sospechar.

Vienen tiempos interesantes. Hoy, lo único que sabemos es que a VOX no le arrugarán con etiquetas. Y a millones de españoles, y cada vez a más, tampoco. El enemigo de la democracia está en la Moncloa. De momento. El que quiera aliarse con él, se equivocará.

Noticias de España

.
Fondo newsletter