«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
1 de mayo de 2023

Gana Paraguay, pierde la izquierda

El presidente electo de Paraguay y líder de la Asociación Nacional Republicana (ANR) —más conocido como el Partido Colorado—, Santiago Peña (Telam)

La gran victoria de Santiago Peña Palacios (Asunción, 1978), del Partido Colorado (Asociación Nacional Republicana), en las elecciones paraguayas —por un margen incluso superior al esperado— frente al candidato de la izquierda, Efraín Alegre, es una gran noticia no sólo para Paraguay, sino para todos aquellos que a diario trabajan duro para evitar la derrota total de la libertad en la Iberosfera.

La receta del Partido Colorado para la defensa de esa misma libertad está basada en los principios de soberanía nacional, una presión fiscal reducida, primacía de la familia nuclear, resistencia absoluta frente a los dogmas ideológicos de la Agenda 2030 y respeto por el Estado de Derecho.

Con la elección limpia de Santiago Peña, certificada por las misiones de los observadores internacionales en las que ha participado Foro Madrid, los paraguayos garantizan que el orden político y la paz social permanecerán inalterables en la nación iberoamericana frente a los intentos del narcochavismo de penetrar en Paraguay y consolidar su poder.

El presidente electo, que a mediados de agosto será investido como nuevo presidente de la República en sustitución de Mario Abdo, tiene por delante varios retos que deberá atender con la vista puesta en todo momento en los valores que siempre han defendido los colorados. La reducción del gasto público, la lucha activa contra la corrupción y la mejora de un sistema judicial con tendencia al anquilosamiento, serán las bases de una renovada política de atracción de inversiones que mejore la competitividad paraguaya y acelere la recuperación económica tras la crisis sanitaria.

Sobre las espaldas del joven presidente Peña recae la responsabilidad de que Paraguay continúe siendo una luz en medio de la oscuridad que la izquierda proyecta sobre el continente. Tenemos las máximas expectativas depositadas en un liderazgo fuerte de raíz conservadora, soberanista y cabal, que no cometa los errores que en otras naciones allanaron el camino a las fuerzas izquierdistas del Foro de Sao Paulo.

Noticias de España

.
Fondo newsletter