«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
15 de marzo de 2021

Inútil Iglesias

"Será un honor ocupar el puesto
en el que ahora puedo ser más útil"
(Pablo Iglesias)

Iglesias, el inútil mando en las residencias de ancianos que no se merecían a un incapaz ideologizado, se ha presentado hoy ante los madrileños y ha anunciado su dimisión en diferido como vicepresidente del Gobierno de la nación para encabezar la lista de su partido, la sexta y última formación en la Asamblea de Madrid, con el fin de detener «a la derecha criminal y asesina». Al margen de discursos que repugnan el sentido común y contradicen a la Historia, Iglesias, que ni siquiera ha sido capaz de cabalgar contradicciones galapagueñas, agita el comodín del fascismo inexistente y cambia el marco político en el que debía situarse la campaña electoral —seguridad, trabajo, fiscalidad, crecimiento— por la cochiquera ideológica —antifascismo, feminismo, revanchismo trasnochado, anticlericalismo— en la que disfruta este pequeño napoléón (orwelliano).

Pobre de aquel partido que caiga en la trampa de un seudolíder de la izquierda sectaria en sus horas más bajas. Anulado en Galicia, abocado a la marginalidad de un partido roto en Andalucía, sin control sobre la formación en Cataluña… la maniobra de Iglesias, que tocó el cielo con Podemos y que lo condujo él solo —purgas mediante— de camino a los resultados tradicionales del comunismo en España, más parece una maniobra desesperada para evitar, no que el partido desaparezca, sino que lo haga su inútil liderazgo.

Las elecciones autonómicas madrileñas de 2019 colocaron a Pablo Iglesias en su lugar natural: la última fuerza política en un parlamento. La osadía del gran purgador a la hora de colocarse como macho alfa de una reunificación de los partidos de izquierda también merecería una respuesta inteligente y apropiada. Que por mucho que sea difícil creer que haya vida inteligente en esos partidos, confluencias, núcleos irradiadores y demás mareas, no significa que tengamos que dejar de soñar.

Noticias de España

.
Fondo newsletter