«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
27 de febrero de 2024

José Luis, sé fuerte

El exministro de Transportes y diputado José Luis Ábalos. Europa Press

Este martes recogía la prensa española a izquierda y derecha el «pulso» de José Luis Ábalos al PSOE a cuenta de su reclamada renuncia al acta de diputado en el Congreso más como chisme que como una controversia real.

Lo que hace unas horas parecía impostada inocencia política y periodística, un insulto a la inteligencia de lectores y votantes, ha cristalizado en una respuesta tan inesperada como firme del exministro de Sánchez a sus ya excompañeros de partido demandantes de una renuncia que no ha llegado y, por ahora, no llegará.

José Luis Ábalos no deja el acta de diputado. Así lo ha comunicado en una rueda de prensa en la Carrera de San Jerónimo. Se aferra a su escaño —dice— «ante la necesidad de defenderme y restituir mi honor como diputado socialista y persona». Abandona, eso sí, y con apariencia de determinación propia, el Grupo Socialista: «Defender mi honor desde el Grupo Mixto me permitirá seguir defendiendo mis ideas con libertad de criterio».

Al que ha sido mano derecha de Pedro Sánchez durante años, estratega de su vuelta a la Secretaría General del PSOE y muñidor de la moción de censura de 2018 le hubiese gustado defender su reputación como diputado «respaldado por la dirección». «Creo que hubiera sido lo correcto y habría satisfecho más a la militancia de mi partido», ha agregado.

Ábalos y su jefe llegaron al Gobierno de España con la lucha contra la corrupción económica por estandarte, y hasta ahora parecía una de las escasas tropelías no cometidas por el Ejecutivo del PSOE y sus socios, que no dudan —eso sí— en cometer el mayor acto de corrupción de la democracia con la amnistía a delincuentes a cambio de sus votos para permanecer en el poder. Nos queda ahora confirmar si la batalla sólo era contra la corrupción económica del Partido Popular y no contra la propia.

Desde LA GACETA animamos a José Luis Ábalos a ser fuerte, mantener su desafío al Partido Socialista y llegar hasta las últimas consecuencias. Si el tal Koldo aprovechó un virus para lucrarse a costa de la salud de los españoles es porque antes hubo un Gobierno, es decir un Ábalos y un Sánchez, que ejerció un poder tan descomunal como inconstitucional.

Que se sepa quién se enriqueció durante aquellos días oscuros. José Luis, sé fuerte.

Noticias de España

.
Fondo newsletter