«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EL GOBIERNO BALEAR ALTERÓ LOS CONTRATOS IGUAL QUE EL CANARIO DE ÁNGEL VÍCTOR TORRES

Armengol también cambió los contratos de las mascarillas del Caso Koldo para pagar con fondos UE aunque sabía que eran defectuosas

Francina Armengol. Europa Press.
Francina Armengol. Europa Press.

La expresidenta balear y actual presidenta del Congreso, Francina Armengol, contrató la compra de material sanitario, mascarillas en concreto, con la empresa investigada en el Caso Koldo. El Ejecutivo de la ahora tercera autoridad del Estado, pagó 3,7 millones el 5 de mayo de 2020, supo que el material era «inservible» el 8 de junio, tramitó la modificación el 3 de julio y recibió permiso de Hacienda el 11 de diciembre, según publica El Español. Esta modificación se hizo para poder pagar las adquisiciones con fondos provenientes de la Unión Europea.

Este martes también se hizo público que el Gobierno de Canarias, presidido en 2021 por el hoy ministro Ángel Víctor Torres, modificó ese año los contratos otorgados para la compra de mascarillas a la empresa del Caso Koldo, un año después de firmarlos, para pagarlos con fondos de la Unión Europea, según publicó el diario El Mundo tras acceder a documentación del anterior Ejecutivo canario en la que se reconoce que comenzaron los trámites para financiar estos contratos con dinero comunitario incluso tras abonarlo.

Armengol fue preguntada este martes en la Cámara Baja por este asunto y afirmó sentirse una víctimas más del Caso Koldo. Insistió en que los contratos del Gobierno balear que ella presidía con la empresa vinculada a Koldo García, investigado por el cobro de comisiones ilegales por la venta de material sanitario durante la pandemia, fueron legales y, que en con todo caso, su Ejecutivo es un «afectado» de esa trama y en ningún caso cómplice de la misma.

«En todo caso nosotros seríamos afectados», ha apostillado la expresidenta autonómica, recordando que el Gobierno balear abrió un expediente para reclamar 2,6 millones de euros a la empresa que les proporcionó las mascarillas cuando detectaron que no les habían servido exactamente las que habían solicitado.

La tercera autoridad del Estado ha hecho hincapié en que en Baleares tenía «un equipo de gente maravillosa» que «se dejó la piel para comprar material» de protección para los trabajadores públicos. «Así conseguimos que Baleares fuera una de las comunidades con menor mortalidad por la desgracia de la pandemia», añadía.

+ en
.
Fondo newsletter