«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
ASEGURA QUE RESPETARON LA «AUTONOMÍA» DE IRENE MONTERO

Carmen Calvo reconoce que sabían que la ley del «sólo sí es sí» provocaría la rebajas de penas

La exvicepresidente de España Carmen Calvo. Europa Press

La exvicepresidente del Gobierno, la socialista Carmen Calvo, ha asegurado este lunes que tanto ella, como responsable del Ministerio de Presidencia, como el exministro de Justicia Juan Carlos Campo, hicieron «objeciones clarísimas» a la ley del «solo sí es sí», pero que el Consejo de Ministros «respetó la autonomía» de la ministra de Igualdad, Irene Montero, para sacar adelante la norma.

Durante su intervención en la Cadena Ser, Calvo ha indicado que durante la tramitación del texto en el seno del Gobierno, Campo realizó observaciones a la ley en relación a una posible rebaja de penas a agresores sexuales «porque le correspondía» hacerlo, porque «era realista decirlo» y porque «era previsible».

Según ha narrado, el entonces responsable de Justicia remitió un informe a Presidencia en el que decía que «con el juego de entrada en los mecanismos de acción del Código Penal estas cosas pueden ocurrir» y ha indicado que se realiza así con todas las leyes. «No era nada excepcional», ha apuntado.

También la propia Calvo realizó «observaciones técnicas» como, según ha explicado, le tocaba hacer «con todas las leyes» que pasaban por el Consejo de Ministros. Tras recibir informes como los remitidos por Justicia, ella llamaba a informar de ello al Ministerio competente para que tuviera conocimiento de ello.

Sin embargo, y según ha indicado, estas cosas no se trasladan al jefe del Ejecutivo, que se están haciendo las coordinaciones y que en la Comisión General se están haciendo los debates. «El presidente decide, con buen criterio, que si el ministro cree en su ley, la trae como quiere y las observaciones que se hacen no son de bulto mayor, que lo ve todo el mundo, hay que dejar al ministro que tire con su ley, porque en eso consiste también la responsabilidad de cada ministro«, ha señalado la diputada socialista.

«Recuerdo perfectamente cómo el ministro decía ‘esto está aquí planteado’, ‘esto ocurre’, y ya en el borrador último, que había ya otro Gobierno distinto y yo no estaba, ya lo desconozco», ha apuntado.

Del mismo modo, ha asegurado que en los debates de la norma en el Ejecutivo se planteó por qué se iba «tan rápido» en la tramitación de este texto y no se iba con «más calma» porque se estaban «tocando cosas importantes». Pero, según ha insistido, se respetó «la autonomía» de los ministros.

+ en
.
Fondo newsletter