«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
presumió de las numerosas detenciones

El comisario responsable de la detención de Nacho Cano también estuvo detrás de las cargas policiales en Ferraz

El comisario Alberto Carba. Foto Europa Press

El compositor y productor español Nacho Cano fue detenido y llevado a comisaría por la presunta contratación ilegal de migrantes para el musical Malinche. Según informaron fuentes policiales, ahora está a la espera de ser convocado por el juzgado que lleva la investigación.

En una rueda de prensa celebrada en su despacho de abogados, Cano señaló directamente al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y al Gobierno, llegando a calificar su situación de «persecución». Asimismo, denunció a las Fuerzas de Seguridad del Estado, quienes se personaron en la escuela en las que imparte clases, acompañados de una inspectora de Trabajo.

No obstante, tras la negativa de uno de los productores, los agentes trasladaron a los alumnos a comisaría, algo que Cano considera como «innecesario» y que fue orquestado para «achantar y coaccionar» a jóvenes que «solo vienen a aprender» a España. En específico, el compositor y productor español señalo al comisario Alberto Carba.

¿Quién es el comisario Alberto Carba González?

El comisario Alberto Carba González, licenciado en Ciencias Policiales y diplomado en Derecho, fue uno de los entrenados por el FBI como negociador policial. Además, tiene un máster en Comunicación y Problem Solving Estratégico y es instructor nacional e internacional en cursos de negociación, resolución de secuestros e incidentes críticos.

Su experiencia profesional como Inspector Jefe de la Sección de Secuestros y Extorsiones del Cuerpo Nacional de Policía le permitió tener un papel clave en las manifestaciones de Ferraz. Alberto Carba estuvo al mando de los policías paisanos, presumiendo posteriormente por «el número de detenciones que sus agentes ejecutaron».

Este comisario, que dirige la comisaría más grande de toda Europa, fue protegido por el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien evitó dar la orden de abrir una información reservada, el paso previo a un expediente, para esclarecer posibles responsabilidades disciplinarias. Asimismo, también decidió mantenerle al frente de la comisaría del distrito Centro de Madrid tras la polémica, manteniéndose al mando de medio millar de agentes.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter