«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ACTUALMENTE EN EL AEROPUERTO HAY UNAS 350 PERSONAS HACINADAS QUE SE NIEGAN A ABANDONAR EL PAÍS

El SUP pide a Barajas que exija visados de tránsito para impedir la llegada de africanos que solicitan asilo

Agente de policía identifica a un pasajero llegado de Marruecos en Barajas. Europa Press.
Agente de policía identifica a un pasajero llegado de Marruecos en Barajas. Europa Press.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha insistido en la necesidad de pedir visados de tránsito por el «hartazgo policial» debido a la llegada continua al aeropuerto de Madrid-Barajas de vuelos de la compañía Royal Air Maroc que despegan desde Casablanca a diario con pasajeros que, una vez que hacen escala en España, aprovechan para solicitar asilo.

Este sindicato es uno de los que lleva semanas quejándose del «hacinamiento» en las salas de asilo de Barajas, que actualmente acogen a unas 350 personas —entre ellos mujeres y niños— procedentes de diferentes países africanos.

El SUP insiste en la necesidad de pedir visados de tránsito, como se ha hecho con Kenia, lo que provocó ya en diciembre una «saturación» de ciudadanos somalíes que viajaban con pasaporte de este país obtenido «fraudulentamente».

El sindicato policial, que este jueves ha denunciado que se ha detectado chinches en las salas de asilo de Barajas, ha vuelto a pedir que los visados de tránsito se soliciten para todas las personas que embarquen con la Royal Air Maroc desde Casablanca, ya que señalan que es desde esta ciudad marroquí desde donde proceden la mayoría de personas solicitantes de asilo.

El SUP narra que estos pasajeros procedentes de Kenia, Senegal o desde Marruecos suben a un avión desde Casablanca con destino final a El Salvador o Bolivia, así como en el caso de marroquíes a Sao Paulo (Brasil), pero haciendo antes una escala en Madrid.

Estos países no piden visado para estos nacionales procedentes de países africanos y no hay tampoco actualmente necesidad de tener un visado de tránsito para hacer escala en la zona internacional del aeropuerto de Madrid, por lo que únicamente tienen que depositar en algunos casos la cifra de mil euros.

Según el SUP, en la mayoría de casos estos nacionales antes de bajar del avión en Madrid o nada más apearse se deshacen de la documentación y acuden al puesto fronterizo a pedir protección internacional. También hay casos, según denuncian desde hace semanas, en los que esperan en la zona internacional para tratar de superar mediante escalo los elementos físicos y entrar irregularmente en territorio español.

En declaraciones a los medios este jueves, la secretaria general del SUP, Mónica Gracia, ha lamentado que nadie se cuestione por los derechos humanos de las personas «hacinadas» en las salas de Barajas. «¿Dónde están las ONG?», se ha preguntado.

El SUP lleva días criticando la «inacción absoluta» de Cruz Roja y otras ONG, además de AENA y al Ministerio de Asuntos Exteriores por no reclamar visados de tránsito.

El Ministerio del Interior, por su parte, ha asegurado que garantiza la seguridad en Barajas y procedió a limpiar con sus propios medios las salas de asilo de Barajas desde la que se han fugado al menos 26 migrantes, según datos de los sindicatos policiales.

Un juez ha autorizado esta semana el traslado de medio centenar de ellos al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, aunque la Fiscalía ha pedido anular lo que califica como «internamiento masivo» por no respetar la ley de asilo. Fuentes policiales confirman que se han trasladado por ahora a cuatro.

+ en
.
Fondo newsletter